LA BEHOBIA – SAN SEBASTIAN , UN FENOMENO SOCIAL.

Más de 30.000 participantes en la carrera popular por excelencia.

La pregunta ¿ Qué tiene la Behobia ? se repite cada año en la primera quincena de Noviembre cuando más de 30.000 participantes se desplazan hasta Behobia, justo en la frontera con Francia con el objetivo de llegar hasta San Sebastián después de 20 kilómetros muy duros. Gente de todo tipo, jóvenes, adultos, mayores, de figura estilizada o entrada en carnes, en grupos, en cuadrillas, que han llegado de todo el mundo viendo en el horizonte el Boulevard donostiarra.

Sería fácil hablar del tirón turístico de Donosti y Gipuzkoa pero esta carrera que es ya por derecho propio ” la clásica de las clásicas “ a nivel popular no solo del atletismo sino quizás también de cualquier evento deportivo, tiene un algo que engancha a cuantos participantes llegan a la salida. El tirón turístico, el ambiente, el aplauso del público que se vuelca en los 20 kilómetros, la dureza del recorrido, el momento de la entrada en la recta del Kursaal atisbando la meta bajo arcos de publicidad…

Y sin duda una gran organización del club Fortuna que ya muchos meses antes abre por internet las inscripciones que vuelan en pocos días y que con acierto apostó también por la Behobia Txiki, por la carrera de rollers, la de disminuídos... en 20 kilómetros no circulares lo que conlleva más dificultad a la hora del control de la carrera y de los posibles desfallecimientos que puedan darse.

Muchos atletas se preparan meses antes, alguno se obsesiona con batir su ” plusmarca personal “ dando al plus más validez que a la propia marca pese a ser lo mismo, otros simplemente se limitan a llegar e incluso esperan a los amigos para entrar todos juntos, hay quienes se disfrazan no se sabe muy bien porqué y quienes un metro antes de cruzar la meta se arrodillan y la besan como premio a alguna promesa que en su día realizaron.

Todo el recorrido, duro, es un espectáculo. El momento ” apelmazado ” de la salida, la entrada en Irún repleta de público, los toboganes de Ventas, el coloso Gaintxurizketa, un puerto inapreciable en bici pero con un kilómetro al 5% que hay que catarlo a pie, la bajada hasta Rentería y su increíble ambiente musical , el largo paso por el lateral del puerto de Pasaia, el otro coloso, otra subida de casi mil metros hasta el Alto de Miracruz abarrotado de gente que no deja de aplaudir, el ” cómo me voy a retirar si me llevan en volandas “, la bajada hasta Gros y el milagro, la recompensa, la vista celestial con recibimiento musical de la recta de la Zurriola, larga de narices, pero corta como una nariz chata, con la ayuda del Cantábrico que como dice Martín Berasategi da energía a su garrote, los cubos de Moneo, el puente, el Boulevard que pasa a ser Boule, la meta… ya está.

Y escenas de todo tipo. La entrada en la recta del Kursaal o de la Zurriola es una delicia. Primero el paso de los campeones, de uno en uno, este año 2018, Jaume Leiva y Aroa Merino, luego ya van en pequeños grupitos, luego llega la fila y más tarde el gran pelotón ocupando el ancho de la calzada.

Es ver a una pareja catalana haciéndose selfies, a otro con camiseta de Extremadura diciendo por el móvil que está llegando, la del joven que agarraba y empujaba a su pareja… NO !  a su madre ! ” ya se ve la meta, madre “... tres colombianos esperaban a otros tantos que venían más rezagados… un señor ya entrado en años apenas daba pasos pequeños pero el aliento del público lo metió en  meta, supongo, otro sprintaba como si le fuera la vida adelantado a casi un centenar por lo que entró en meta el 18.337 y no el 18.437, un grupo de franceses se paraba a abrazar a la familia que esperaba su paso, la más pequeña sacó una pancarta elocuente como pocas veces… ALLEZ !!!… otro sonreía por su particular hazaña dedicando la carrera a algún difunto, camiseta incluída…, los hay con buen humor y preguntaban a cuánto ha pasado el primero que le cojo.

Todos ganan, todos llegan, cada uno a su manera con el objetivo cumplido. Sin una pierna y con un patín llegaba Alain dando un ejemplo de superación en medio de la mayor ovación posible…

Y todos repiten. El año que viene, otra vez. Es el tirón de una carrera popular que teniendo en cuenta la época del año que es, por mucho veranillo de San Martín que llegue y el traslado hasta Behobia que siempre frena, crece y crece convirtiendo a nuestra provincia, una vez más, en foco de atención. La Behobia triunfa por muchas razones pero a los que nos gusta encontrar una sola nos seguirá pareciendo un milagro.

Y será mejor así.

Fotos de Sonia Urreizti, Esteban Durán, Pablo Rodríguez, Pedro Martínez, Iñigo Eizagirre y María Seco. Vídeo de Carlos Bengoa.

Os recordamos que si queréis información diaria a través de las mejores artículos y fotografías de la ciudad y sus alrededores, nos podéis seguir también en :

  • Facebook, grupo Donosti City
  • Twitter, @donosti_city
  • Instagram, @donosti_city
  • Youtube, Canal Donosti City TV
  • Radio Viajera. Programa de radio online en Radio Viajera en el que emitimos semanalmente DE DONOSTI AL CIELO. Programa en el que os hablamos de planes, excursiones, lugares, personajes de nuestra tierra. Podcast en ivoox, itunes y también en Spotify.
  • Sección en Teledonosti.  Planes, excursiones, las mejores fotos… en Gipuzkoa a diario de Juan Mari Mañero.
  • Próximamente también en Linkedin.
2018-11-12T14:26:20+00:00noviembre 12th, 2018|Actualidad|