El Carrusel de Alderdi Eder

12/01/2017 - Ricamente decorado con pintores impresionistas

Rincones. En los coquetos y luminosos jardines de Alderdi Eder y para deleite de los niños, brilla con luz propia el Carrusel, otro motivo más para que la cámara del turista dispare un bonito recuerdo de nuestra ciudad.

Junto al Ayuntamiento , casi rozando la barandilla de la Concha y a un palmo del Naútico, este Tiovivo reproduce al tradicional carrusel de la Belle Epoque. Vistosos caballos, alegres delfines, carruajes de princesas… harán las delicias de los pequeños mientras dan vueltas y vueltas siempre ante la mirada atenta de la abuelita, no vaya a ser que de un mal paso. “ Saluda al pasar …” dirán los padres a cada vuelta.

El Carrusel queda coronado por un caballito y en su parte más alta veremos en adornados marcos, pinturas con escenas de Belle Epoque y justo debajo y para desconocimiento de la mayoría y coronando la segunda planta del Tiovivo, réplicas muy bonitas de pintores impresionistas como Renoir, Monet, Degas…

Una pequeña joya más de nuestra ciudad luce en los jardines junto a La Concha. Poco más se puede decir, que no sea contemplar las fotos ilustrativas de Carlos Bengoa, Mikel Gardey y Pedro Domecq.

Carlos Bengoa