Ekogras cuidando nuestro planeta

05/05/2017 - 30.000 litros diarios de aceite usado son depurados en Etxarri Aranaz. Entrevista con Javier Muro.

Comercios. Quizás hoy día parece que vamos siendo más conscientes de las consecuencias del cambio climático. A lo largo de la historia, cambios ha habido y seguirá habiendo pero el problema es que la llegada del próximo va mucho más rápida de lo que sería deseable.

Ekogras es una empresa nuestra que cuida por el planeta empezando obviamente por nuestra tierra y que en una página como Donosti City tiene importante cabida. Defendemos nuestra ciudad y sus bellos alrededores y no nos gustaría que los hijos de nuestros hijos la vean con tres metros más en el nivel del mar, algo a los que estamos abocados. Se imaginan cada día el vertido al mar o a los ríos de 30.000 litros de aceite usado por nuestros desagües, el daño que hace en los sistemas de depuración?

Ekogras los recoje, los lleva a su fábrica, los depura y los devuelve limpitos a fin de convertirlo más tarde en biodiesel para el gasoil de los vehículos. Un trabajo arduo que Donosti City presenció en directo en la central de Etxarri Aranaz, entre Irurzun y Alsasua, en el valle de Sakana. Ni que decir tiene que más tarde, aprovechamos la ocasión para subir por la pista desde Huarte Araquil hasta San Miguel de Aralar y disfrutar de unas memorables vistas.

El donostiarra Javier Muro, fiel seguidor de la Real Sociedad, de nuestros fútbol base y habitual de Donosti City cuyas fotos comparte con los suyos, puso en marcha el invento en 1993 viendo una demanda hostelera de qué hacer con el aceite usado que se tira por la fregadera y nos enseñó todo el sistema de recogida y depuración…

- “ Ví el problema y sobre todo fuimos conscientes de lo que podía ser una ayuda al tema climático… grandes empresas, hoteles, hospitales, pero también domicilios particulares… Recogemos el aceite usado en bidones que previamente aportamos por la zona de Gipuzkoa, Alava, Vizcaya, Navarra, Rioja… lo traemos en camiones hasta la central, primero se filtra de los restos de comida según se vierte a una piscina con capacidad para 30.000 litros “

No es precisamente grato ver cómo vienen los bidones con un 25 % de restos de todo tipo. A la piscina llegan restos orgánico sólidos, agua sucia, lodo ( una interesante especie de papilla en la que se ha mezclado el agua con el aceite y los restos )…

- “ Este lodo va a otra máquina que es nuestra joya y al limpiarse y quedar el aceite limpio se incorpora al que ya ha quedado en la piscina. Todo lo limpio se almacena y queda como aceite en más de 350 toneladas al mes que después será distribuido a las fábricas de biodiesel “

Javier Muro y su equipo no para, es un trabajo tan duro como ordenado y que quizás no nos paramos a valorarlo. Países de Sudamérica han optado por cuidar más el ambiente y ya han tocado su puerta. Con empresas como EKOGRAS mejoraremos la calidad de vida

Os incorporamos unas fotos de la empresa y el proceso de depuración.

Carlos Bengoa.