Un fin de semana de regatas

10/07/2017 - Donosti acogió doble jornada de remo, en un gran fin de semana

Fotos Carlos Bengoa y Sonia Urreizti
Fotos Carlos Bengoa y Sonia Urreizti
Fiestas y eventos. “ Este año la Donostiarra sube “ Era el comentario más escuchado en el Paseo Nuevo el grisáceo sábado por la tarde, con brumas bajas, algo de xirimiri, ese que ya casi hemos olvidado y fuerte viento oeste. Una buena tarde de regatas para apreciar el formidable esfuerzo de estos titanes deportistas que dotan de una gran emoción a nuestro verano, aunque la temporada de remo abarque muchos meses.

Con la rampa del puerto plagada de embarcaciones tan vistosas acaparando la atención de turistas y con la megafonía a toda pastilla, la Liga ARC tenía cita en La Concha. La Donostiarra voló ante su público ya casi de salida y ante una mar muy picada buscaba con ansia las balizas. Ya lo comentaba a Donosti City el preparador donostiarra Patxi Francés, ahora en Zumaia, el día del reportaje que hicimos en un entreno de la Telmo Deun… “ este año gana su Liga fácil y posiblemente suba a la máxima categoría, ha hecho un equipo muy bueno “

Y se nota. La superioridad fue tal que enseguida algún espectador aventura a apostar por la cantidad de segundos que meterían al siguiente. Y en efecto ganaron fácil, vamos fácil, con gran ventaja a sus rivales. La entrada en puerto ante su público, quizás escaso por el mal tiempo fue como campeones, otra bandera, otro paso más a la ilusión de hacer algo grande este año.

Y el domingo, más regatas, más emoción, esta vez con sol pero mar revuelta y viento. Esta vez, la máxima categoría, la Liga ACT donde se dan cita los grandes del remo. Más ambiente, más expectación, más colorido.

Donosti City tuvo la suerte de compartir gracias a los amigos de La Perla, un pequeño catamarán de Koxtape pilotado por el incansable Joxean Arrieta, que menos remar, ha hecho de todo en San Juan. En el embarcadero de San Pedro esperamos Sonia Urreizti y un servidor la llegada del mismo junto al simpático holandés Ben, que desde hace años vive en Ereñozu y es Presidente de la Peña realista Maite Taldea. Pequeño catamarán, sí, un juguetito que hacía mirar de reojo la revuelta mar que asomaba amenazante en puntas con un viento fuerte que barría la entrada en puerto, recordando que por algo es fiordo.

Con Oscar Parrondo de anfitrión y Juanjo Santesteban, director de la Talaso de La Perla enfilamos al mar en un subebaja continuo digno de la montaña suiza de Igeldo, pero sin túnel. Los acantilados del Faro de la Plata y de Ulía asomaban graciosos. Un espectáculo digno de ver desde el mar. Como lo fue ver Donosti desde la Zurriola hasta el Paseo Nuevo y entrar en la bahía acompañando a las neskas de San Juan en su calentamiento. Parece mentira que pueda remarse con la mar tan crispada, pero lo hacen con toda la naturalidad del mundo.

San Juan ganaba y más tarde Orio en la de chicos. Rosa y amarillo, los colores que dominaron en una mañana de sol. Cervezas y bocatas para completar y generosas entregas de alimento a los pececillos por parte de algún miembro del catamarán pelín mareado.

El gran catamarán de la organización, un gigante al lado del nuestro, no logró lo que Arrieta sí, colocarse en primera fila en la entrega de bandera al patrón de Orio. Es el remo un espectáculo grandioso. Combina esfuerzo a grandes dosis, belleza plástica de remos entrando y saliendo del agua al mismo compás, una organización difícil y un entorno bello como lo es nuestra tierra. Bermeo, Zumaia, Orio, Hondarribia… La Concha. No hay estadios más amplios y de mayor belleza. Algún día será considerado este deporte Patrimonio de la Humanidad.

Carlos Bengoa