De Orio a Zarautz por Talai Mendi

16/10/2017 - Una excursión llena de encanto y de historia por el Camino de Santiago costero

Alrededores de la City. Entre las excursiones más recomendables que os proponemos en Donosti City, está el paseo desde Orio hasta Zarautz por el Camino de Santiago entre viñedos de txakolí y con el Camping Zarautz como punto más alto.

Aprovecharé para ver bien ambos pueblos y en jornada completa disfrutaré de muchos aspectos de la vida marinera, agrícola, urbana y cargada de historia con visita al Cargadero Malla Harria, uno de los tesoros de nuestra costa.

Bien provisto de zapatillas deportivas y sin problemas de aparcamiento ya que la propuesta de Donosti City parte de ir en bus hasta Orio. En el mismo pueblo me bajo, siempre temprano, y a poder ser me bajo en la parada de entrada al pueblo, la primera tras pasar por Aginaga, a fin de pasear por la orilla del río hacia el puente e ir viendo las numerosas barquitas de colores. Ya en el pueblo, me pierdo entre las estrechas calles, muy bellas y bien cuidadas, con la Iglesia de San Nicolás hasta la ermita de San Martín. Una delicia este paseo sencillo que se recompensa con un buen desayuno en la plaza.

Vuelvo al puente para tomar la carretera hacia Zarautz pero justo antes de la subida al Alto me desvío a la derecha entre barcos en reparación para caminar por el otro lado de la ría hasta el albergue con playa donde si hace calor podré darme un chapuzón. Ahí mismo inicio una subida estrecha hasta el camping Zarautz mientras contemplo enormes extensiones de viñas. Ya en el camping disfruto de las vistas de Zarautz y Getaria para tomar el camino ahora descendente hasta la playa de Zarautz que en temporada será en compañía de los surfistas que suben o bajan sus tablas hasta el camping.

A mitad camino me desvío a la derecha para ver la espectacular Malla Harria, antiguo cargadero de minerales procedentes por cable desde las minas de Andazárate en Asteasu. Construcción de 1909 y que estuvo en uso hasta 1929. Resulta increíble pensar en cómo podían hacerse estas obras y el paseo de los empleados en ese gran “ telesilla “ desde Andazárate a Zarautz.

Vuelvo a subir al Talai Mendi y retomo la caminata bajando ahora ya sí hasta el golf de Zarautz pegado a la playa, donde tomaré otro baño para comer un poco y prepararme a ver esta famosa ciudad costera, más urbana pero con mucho encanto. Primero por su paseo marítimo y sus esculturas que me llevarán hasta el voladizo. De ahí entro al pueblo para disfrutar de la Iglesia de Santa María la Real, el Palacio de Narros, la Torre Luzea… pero también del mercado, del frontón o de su plaza.

Vuelvo ya de tarde al paseo marítimo y si ha calculado bien con la pleamar reiré un poco con los salpicones que las olas dejarán a los turistas en el voladizo con la chavalería surfeando la ola de rebote. Me dirijo al pequeño puerto convertido en una piscina olímpica donde los jóvenes harán saltos de trampolín.

Hora de regresar y de tomar de nuevo el bus tras una excursión que no nos va a defraudar viendo Orio y Zarautz, dos pueblos con todo el encanto.

Fotos de Carlos Bengoa.

Donosti City también en Facebook e Instagram. En Twitter, @donosti_city

Carlos Bengoa