Ben Parhan, un holandés que se enamoró de su novia... y de Donosti

03/03/2018 - Miembro de la Peña Maite Taldea y socio de la Real

Gentes de la City. Holandés de 38 años, Ben Parhan llegó a Donosti hace quince años, se enamoró de su mujer y se enamoró de la ciudad, así de sencillo, así de difícil. Hoy es el día que Ben está totalmente integrado entre nosotros, miembro de la Peña de la Real Sociedad Maite Taldea en lo que es una de sus pasiones, el fútbol.

- “ Llevo quince años aquí y sigo disfrutando de la ciudad como el primer día, paseo por el Centro, por la bahía, por cualquier sitio y cada día tengo la sensación del principio, qué bonito es esto…”

No imaginarías llegar y quedarte aquí…

- “ Al principio me enamoré de mi novia, vine aquí por estudios un año y a ella le quedaban dos, por lo que era más fácil quedarme yo y no que ella fuera a Holanda. Vine a la aventura pensando quedarme un año o dos pero Donosti me enamoró y… Vivimos un año en Egía, barrio que veo como mi casa, muy peculiar, como un pequeño pueblo, luego fuimos a Pasai Antxo donde hay muy buen ambiente y buena gente y por fin a Ereñozu, en la carretera de Hernani a Goizueta, con su río, el monte… “

Qué te llamó más la atención de Donosti…

- “ De esta tierra su belleza y la montaña. Al venir de los Países Bajos donde todo son llanuras, me encantó aquí la montaña que queda tan cercana, un paisaje muy verde por tanta lluvia. También me encantaron sus edificios tan distintos a Holanda, allí hay una ciudad cosmopolita como Amsterdam, Rotterdam más moderna, Utrech, Amersfoort es muy bella… Sí es verdad que cuando estás en casa no valoras la belleza de tu sitio pero a mí, San Sebastián me desbordó “

Ambiente muy distinto aquí al que vivirías en Holanda o al que puede haber cruzando la frontera…

- “ En Francia es muy distinto, no hay nadie a partir de la tarde. Holanda es una mezcla, en los pueblos a las seis de la tarde ves un par de bicis y nada más aunque en las ciudades puede haber más ambiente. Aquí en cambio la tarde noche está llena de vida, nos juntamos en los bares y no en uno, en varios. Luego están las fiestas de la ciudad y de los pueblos que allí casi no existen. Yo toco la tamborrada y hay gente que se les saltan las lágrimas al tocar el tambor, pero luego hay otras fiestas como Santo Tomás que me encanta… “

De la gente, del donostiarra, del vasco, qué valoración hace un holandés como Ben…

- “ Al principio sí puede ser el vasco más cerrado, más todavía en la ciudad que en los pueblos, pero cuando te ganas su confianza tienes ganada una persona de oro, honesta, que está ahí cuando le necesitas. En quince años he visto aquí muy poca gente falsa. Hay que ganarse la confianza del vasco y luego ya te tiene como amigo de verdad “

Eres miembro de la Peña Maite Taldea y viajas con ellos mucho para ver a la Real Sociedad. Tu otra pasión, el fútbol…

- “ Aquí el fútbol está en sus raíces. Yo soy también del Ajax y era socio, pero al venir a Donosti me hice de la Real. Si eres fan sufres por dentro y a la Real la siento muy dentro. Mi primer partido aquí fue un 4-2 al Real Madrid ( histórico partidazo ) así que como para no enamorarse “

De fuera vino y aquí se quedó. Donosti City irá entrevistando a cuantos llegaron y se enamoraron de nuestra tierra. Hay muchos como Ben Parhan, un simpático holandés totalmente integrado en nuestro día a día y del que me llegaron a decir que a este paso iba para alcalde de Ereñozu… y no lo desmiente…

- “ Ya lo decidirá el pueblo “

Carlos Bengoa