Javier Espigares un granadino pintor de San Sebastián

03/03/2018 - De esta ciudad se podría pintar todo, nos dice este granadino que lleva 19 años en Donosti.

Gentes de la City.

Su exposición en la Casa de Cultura de Loyola fue una explosión de luz maravillosa. Javier Espigares, un granadino que lleva 19 años en Donosti y en el barrio de Loyola, presentó “ Extremos “ , una visión muy luminosa de San Sebastián y sus alrededores de los que se enamoró al llegar desde Jun, un pequeño pueblo a dos kilómetros de Granada.

- “ Granada es una ciudad maravillosa, con muy buena gente, muchos monumentos y sobre todo una luz especial que me he traído en mis cuadros. Ahora intento trasladar esa luz a los cuadros sobre Donosti “

Y San Sebastián es tal cual la pintas, colores llamativos, tipo Sorolla, con el carrusel de Alderdi Eder, las farolas, puentes…

- “ En realidad no lo es tanto pero yo pinto un poco lo que yo quiero ver de San Sebastián. Aquí hay muchos días oscuros pero hasta las luces de los semáforos por ejemplo, crean reflejos que no apreciamos y los reflejo, exagerándolos en mis pinturas. También tengo obras en blanco y negro, de ahí los “ Extremos “ de esta exposición “

Lo primero que se pinta de la ciudad…

- “ Todo me llama la atención. Para mis pinturas San Sebastián es especial porque tiene todo para pintar.

La playa, las farolas, la montaña, edificios franceses… He pintado casi todos los puentes y cada paso que doy por la ciudad es pintoresco “

También hay cuadros preciosos de Donibane, de los viñedos de Getaria, de Zumaia…

- “ Los alrededores son muy bonitos al tener mucho verde aunque es un color que come mucho el cuadro. Recuerdo cuando pasé por primera vez la motora de San Pedro a San Juan me quedé con esa imagen del mar. Luego la elevé a un color máximo “


Aquí llegaste desde Granada por tema laboral ya que la pintura es tu afición, tu forma de entretenerte. Qué te pareció la ciudad, su gente, su gastronomía…

- “ De aquí me gusta todo, al llegar la gente me trató espectacular. Vine primero a Azpeitia y me acogieron muy bien. Luego Donosti me encantó, es una ciudad pequeña a la que no le falta de nada, un poco más de sol quizás. La primera comida que tuve fue en el Elcano de Getaria y todo el concepto que tenía de vuestra gastronomía lo cumplí con creces… Me llama la atención la tamborrada infantil, muy colorística, aunque es difícil escoger un momento, ver la imagen que te gusta para pintar. Es un proyecto que tengo en mente “

De Granada a Donosti como de Holanda vino Ben , al que podéis ver en otro artículo de Donosti City. Javier Espigares, pintor por afición, hace talleres para pequeños donde logran pintar más y más explosiones de luz.

Podéis seguir a Javier Espigares en su propio Facebook y en Instagram, tiene una exposición permanente en el Restaurante Bera Bera del Hotel Palacio de Ayete y en Julio en Tabakalera hará cuadros en directo.

Carlos Bengoa