ULIA. BOLAS DE COLORES Y VALLES MISTERIOSOS.

De nuevo, los caprichos de la erosión en una costa que sigue sorprendiendo.

Tras la exploración de Jaizkibel cuyos artículos han desbordado cualquier previsión en nuestro blog, acudimos ahora con nuestro grupo de sherpas a Ulia, monte donostiarra todavía más cercano. Los habituales al sendero entre Sagües y el Faro de la Plata, el más bello de nuestra costa y base de las obras de Ibón Martín, El faro del silencio y La jaula de sal, habrán superado desde arriba una llamativa cala abierta al mar, visible entre Mendiola y el propio faro, Illurgita o Murgita, que para gran sorpresa del intrépido aventurero, contiene gran cantidad de harribolak, piedras redondeadas por la erosión continua del mar y al mismo tiempo coloreadas como si de pinturas rupestres se tratara, tal y como vemos en la foto de portada y en el vídeo adjunto.

Por si fuera poco, esta cala esconde también paramoudras, continuidad menor de aquellas de Jaizkibel de la que ya tenemos referencia en este enlace ( PARAMOUDRAS ), aquellos ” gusanos petrificados ” por hablar mal y pronto. Para colmo y deleite del caminante, contemplamos un valle misterioso escondido, el desfiladero Bixtarri con más geoformas y cuevas,  y subimos al Fuerte del Almirante, con las mejores vistas del Faro de la Plata y de las laderas imponentes de Jaizkibel. Un museo natural al aire libre, otro más, que terminó bajando a Trintxerpe y a su bar Romeral, no sabe nada Jesus Mari Alquézar a quien acompañamos pulpo y ribeiro incluido junto a Enrique Villafranca, Carlos Pérez Olozaga, Javier Mitxelena, Marijo Villalba y Pepelu Madina.

Pero os describimos fotográficamente el camino que parte de la cuesta del Restaurante Arzak, en el mismo alto de Miracruz, ya indicativo de las estrellas que iremos encontrando. Un recorrido total de 7,1 kilómetros con desnivel acumulado de 360 metros. Adjuntamos gráficos más adelante.

Salimos pues desde la cuesta del Arzak.

El día luminoso y de extraño calor para un 14 de Febrero, viento sur que ascendió la temperatura a 24 grados al bajar hacia Trintxerpe. La cuesta del Arzak hacia Mendiola apenas tiene 400 metros pero con mucha pendiente.

Una vez superada la cuesta y en la primera zona de llano, dejamos seguir la pista hacia Mendiola para coger un sendero a la izquierda que el pintor rupestre Jesus Mari Alquézar pintó con las características rayas blancas.

Sendero breve que asciende sin ningún problema durante seis minutos aproximadamente. Se puede evitar y seguir la pista hasta el cruce de Mendiola.

Este sendero termina en otra pista de cemento, a la izquierda el camino que viene de Ulia, enfrente el que sube desde la depuradora y la derecha el que baja a Mendiola.

Nos vamos por el de la derecha ya cuesta abajo dejando a la izquierda la casa de Las 12 tribus para llegar de nuevo a la explanada de Mendiola. Un poco antes del tradicional camino del Faro de la Plata, cojo un sendero a la izquierda que me lleva derecho y sin pérdida hasta la Cala Illurgita, por si caso hubo una nueva mano de pintura…

El sendero es algo peligroso por momentos y embarrado, así que tengamos cuidado si ha llovido en los días previos. Un recorrido amazónico nos lleva hasta la cala de piedras redondas.

Llegamos a la cala siempre con cuidado y teniendo en cuenta la recomendación de hacerlo con marea baja y por supuesto nunca con temporales de olas. Con cuidado al  caminar por el caos de rocas, veremos centenares de ” harribolak ” rocas que ha redondeado la erosión marina. Muchas de ellas coloreadas con detalle como vemos en las fotos y el vídeo adjunto.

Si el día lo permite y el aventurero arriesga, verá una cuerda verde en la pared de roca donde encontrará otra colección de paramoudras.

Regresamos por el mismo sendero, ahora ascendente y de nuevo en Mendiola vamos hacia la ikastola para coger un sendero vallado, muy cómodo que nos llevará a un altillo donde ya empezaremos a intuir la importancia de este nuevo y desconocido valle, muy visible pues distinguiremos un gran ” monolito ” o ” dolmen ” junto a una roca de colores por el líquen, y más abajo una ventana al Cantábrico muy llamativa.

Abajo a la izquierda quedará la cala en la que estuvimos disfrutando de las harribolak.

Pero para alcanzar el ” desfiladero ” Bixtarri, el caminante se las ingeniará para superar la valla y en estas mismas formaciones rocosas encontrar una cueva que conduce a una gran pared de arenisca y un evidente ” desfiladero ” amazónico que hay que subir sin mayor dificultad que el barro. Hay dudas sobre si este desfiladero fue una cantera que sirvió para construir el Fuerte del Almirante que culminará la excursión.

El desfiladero termina en la zona más alta del monte con unas vistas espectaculares al Faro de la Plata y las laderas de Ulia,

En breve y siguiendo el trazado del sendero a la izquierda llegaremos al Fuerte del Almirante con impresionantes vistas de Pasaia, Peña de Aia, Bionditz, Urdaburu, Adarra, San Marcos… un espectáculo visual.

Bajar a Trintxerpe será sencillo por el ” poblado de los pescadores ” de la época de la pesca del bacalao dando por concluida esta bonita escursión llena de sorpresas.

Os recordamos que si queréis información diaria a través de las mejores artículos y fotografías de la ciudad y sus alrededores, nos podéis seguir también en :

  • Facebook, grupo Donosti City
  • Twitter, @donosti_city
  • Instagram, @donosti_city
  • Youtube, Canal Donosti City TV
  • Radio Viajera. Programa de radio online en Radio Viajera en el que emitimos semanalmente DE DONOSTI AL CIELO. Programa en el que os hablamos de planes, excursiones, lugares, personajes de nuestra tierra. Podcast en ivoox, itunes y también en Spotify.
  • Sección en Teledonosti.  Planes, excursiones, las mejores fotos… en Gipuzkoa a diario de Juan Mari Mañero.
  • También en Linkedin como Carlos Bengoa.

Nuestro blog gracias al trabajo de FIDENET, posicionamiento de webs.

2019-02-15T10:51:31+00:00febrero 15th, 2019|Actualidad|