GOIERRI. ENTRE PRADOS DEL TXINDOKI. RUTA 12.

De nuestro libro » 20 Rutas fascinantes por el País Vasco «.

  • Foto portada : Daniel Hierro, Quebrantavuelos.

Cambiemos el mar por el monte. Gipuzkoa es así y en pocos kilómetros pasamos de un entorno marítimo a uno rural, de montaña. Y de altas cimas.

Vuelo ahora hacia los montes del Goierri buscando una cumbre emblemática, una pirámide de roca en una sierra amable. El Txindoki, Larrunari, asoma orgulloso en su casa de la Sierra de Aralar. Verdes prados, vacas, ovejas, caballos, pastores, dan un vuelco completo al paisaje de costa. No cansa este paisaje salpicado de caseríos y pueblos pequeños en un entorno de fantasía. Busco una colina que me permita ver y casi tocar las cumbres emblemáticas del Aizkorri hacia el Oeste y del Txindoki hacia el Este. Y así, estirando los brazos puedo decir que domino este prodigio natural como es el Goierri.

Y de nuevo me dejo acariciar por un viento más suave que en la costa quizás provocado por las idas y vueltas de la Diosa Mari, Diosa del Olimpo vasco que según la estación del año fijaba su vivienda en las cumbres del Txindoki o en las del Aiztgorri o en las del Anboto donde sigue su cueva, la Cueva de Mari. Desde mi balcón de Lazkaomendi la veo volar de monte a monte en su carro de fuego y regresar esta vez al Txindoki para cuidar a pastores y ovejas.

Esta Diosa en forma de mujer de larga cabellera rubia, peina sus cabellos con un peine de oro. Es la personificación de la madre tierra, Reina de la naturaleza. Me cuenta un pastor que por la noche tienen miedo. El Dios de las tinieblas, llamado Gaueko, se come a pastores y ovejas pero han pedido la ayuda de Mari para que les bendiga primero con su hija Ilargi (la luna ) y después con su hijo Eguzki ( el sol ). Por eso le veo al pastor presuroso poniendo un Eguzkilore, flor del sol, en la puerta de su casa. Llega la noche y hay que tener cuidado.

Pero abro los ojos y el atardecer está pintando de color naranja esta gran mole caliza de forma piramidal. La luna llena acompaña con su luz la silueta del Txindoki bajo un manto de estrellas diluidas por el ocaso. Todavía se dibujan líneas de montes y colinas, caseríos salpicados y sobre todo, huele a hierba, a roble, a haya. Las ovejas ya están bajo techo y un silencio envuelve el valle.

Es imposible tener miedo bajo el manto de Mari que ahí está, si nos fijamos bien, con su peine dorado repasando su rubia cabellera.

1 LA EXCURSION.

Prueba a ver el atardecer desde el alto de Lazkaomendi, una pequeña colina que por retorcida, estrecha y empinada carretera me ha llevado desde Zaldibia hasta el mirador de montaña posiblemente más bello que podré recordar.

La silueta piramidal del Txindoki, rodeada de verdes prados donde pasta el ganado se volverá naranja o rosácea según la luz del día pero sobre todo la sensación de paz en este ambiente pastoril nos hará regresar en más de una ocasión. El lugar nos permite ver tanto la cumbre del Aitzgorri con sus 1523 metros de altitud como la del Txindoki o Larrunari con sus 1342, las cumbres más elevadas de Gipuzkoa. También la cercana Ausa Gaztelu ( 901 ) con los restos de su castillo de defensa del siglo XII. Todas ellas cumbres muy transitadas por montañeros.

Mire por donde mire, asomará la belleza de la montaña vasca con sus praderas infinitas salpicadas de casas blancas, de ganado, de pastores, de bosques de robles o de hayas y un conjunto de pueblos grandes y pequeños cargados de belleza, de historia, de cultura y sobre todo de gente amable y trabajadora dedicada a la ganadería y agricultura.

Pueblos donde todavía es mundialmente famosa la elaboración de quesos como Idiazábal o ferias medievales como la de Ordizia, pueblos pintorescos como Gabiria, Zerain o Segura de estampas inolvidables o Zegama con su internacional carrera de alta montaña. Altzaga, Arama, Ataun, Beasain, Gaintza, Itsaso, Itsasondo, Lazkao, Legorreta, Mutiloa, Olaberría, Ormaiztegi y Zaldibia son otros núcleos que conforman la región del Goierri, a caballo entre las sierras de Aitzgorri y Aralar.

Pero el recorrido lo limitamos por ahora a disfrutar del atardecer en el Txindoki, un recorrido corto, en coche, sin esfuerzo físico, disfrutando del entorno y de una buena sesión fotográfica. Recorrido que podré acortarlo o aumentarlo, diseñando un itinerario más largo que me permita ver más pueblos pasando también la mañana, o acortarlo si prefiero subir directo de Lazkao hasta su colina de Lazkaomendi.

Eso sí, siempre en una tarde limpia que me permita ver el atardecer en esa estampa clásica como es el Txindoki y su cumbre piramidal que le ha dado el apodo de Cervino vasco, otra casa de la Diosa Mari.

2 EL RECORRIDO.

No hará falta madrugar ya que este recorrido lo puedo diseñar en una tarde aunque tenga que calcular muy bien la hora del atardecer pues unos minutos antes tendré que llegar al alto de Lazkaomendi. Cualquier época del año será buena teniendo en cuenta que de invierno a verano hay muchas horas de diferencia en la puesta de sol. En el recorrido veré un pueblo de bellísima estampa como Gabiria aunque podría prescindir de él y dirigirme directo desde San Sebastián hasta Alegia donde empezaría la ruta en coche.

Calculemos ahora un atardecer de Abril o de Octubre, la mejor época para ver esta estampa con el sol poniéndose hacia las 20,00 horas.

  • 2.1. Gabiria.

Pongamos las 15,30 como hora de salida desde San Sebastián si optamos por la opción de ver este pintoresco pueblo del corazón del Goierri. Para ello me dirijo por la Nacional 1 hasta Beasain y de ahí a Ormaiztegi ya en la carretera de Zumárraga.

Siguiendo las indicaciones tomo la carretera comarcal que sube en unos tres kilómetros hasta el pueblo de Gabiria. Es uno de los pueblos más altos de Gipuzkoa ( 422 metros de altitud ) con grandes vistas sobre las sierras de Aizkorri y Aralar con su majestuoso pico del Txindoki. El propio nombre del pueblo lo dice… “ visible desde todos los sitios “ ( Gabiri: toki guztietatik ageri )

  • 2.2. Abalzisketa.

Supongamos ahora que prescindo de la visita a Gabiria que me ahorrará unos 50 minutos ya que tendría que retroceder desde Ormaiztegi a Beasain primero, después Ordizia y finalmente Alegia en unos veinte kilómetros. En este caso de San Sebastián a Alegia unos veinte minutos de coche así que con salir a las 16,30 sería suficiente.

Tras pasar Tolosa tomo la desviación a Alegia y de ahí a Amezketa donde la carretera ascendente me lleva en unos tres kilómetros hasta el pequeño pueblo de Abalzisketa. El tramo final de la ascensión me permite ver un bellísimo paisaje de montaña, un valle abierto que empezará a dar trabajo a la cámara de fotos.

Aparco en Abalzisketa junto al Ayuntamiento o al lado mismo de una pequeña placita junto al frontón, con un mirador sobre todo el valle. Varios bares con terrazas panorámicas me darán paso a caminar tranquilo por este núcleo de la comarca de Tolosaldea. Desde aquí, la vista del Txindoki nada tiene que ver con la que veremos más adelante. La Iglesia de San Juan Bautista domina este tranquilo núcleo en las faldas del Txindoki y de vistas tan bellas al valle. No es de extrañar ver alguna casa muy envidiable.

  • 2.3. Larraitz.

Apenas un kilómetro más de carretera me lleva hasta Larraitz punto de inicio de las excursiones montañeras del Txindoki y del Ausa Gaztelu. Cientos de montañeros aparcan aquí temprano para iniciar la caminata que en tres horas supera setecientos metros de desnivel hasta la cumbre donde Edurne Pasabán iniciara de niña su recorrido hasta los catorce ochomiles de la tierra.

Hay que visitar la ermita de Nuestra Señora de los Remedios con poderes otorgados cómo no, por la Diosa Mari. Larraitz tiene un pequeño parque de aventuras con tirolinas y un merendero muy frecuentado por familias.

  • 2.4. Gaintza.

Bajo ahora de Larraitz hacia Zaldibia pero me voy a desviar en dos ocasiones. Enseguida veré el cartel de Gaintza y entre bosques me dirijo ahora a un nuevo balcón del valle. Dos kilómetros de carretera me dejan en un grupo de casas con vistas increíbles. Enseguida llego a Gaintza, otro pueblo idílico del Goierri con su Iglesia de San Miguel y un moderno frontón.

Desde aquí veré justo enfrente del valle el pueblo anterior, Abalzisketa y muy visible la cumbre del Ausa Gaztelu coronada por los restos de la torre defensiva.

  • 2.5. Saturdi.

Retrocedo para seguir bajando a Zaldibia y prestando atención veré en una pequeña curva el cartel de San Saturnino, Saturdi, uno de los iconos fotográficos del Goierri. En quinientos metros de subida llegaré enseguida a un diminuto núcleo agrícola y ganadero con una ermita dedicada a San Saturnino a la que suben los vecinos de Zaldibia en romería.

Su curioso campanario en tres pisos y su arco de entrada volverán a disparar nuestra cámara. Aquí cambian las vistas hacia el Txindoki ya piramidal.

  • 2.6. Zaldibia.

Vuelvo a retroceder y termino de bajar hacia Zaldibia, otro núcleo muy tranquilo del Goierri aunque esta vez encajonado en el valle. Pueblo de tradición montañera pues desde aquí parten rutas guiadas hacia las cumbres.

Destaca la Iglesia gótica de Santa Fe, del siglo XVI así como el producto típico del pueblo, el mondeju, una especie de morcilla blanca obtenida a partir de la oveja cuya feria se celebra en el último domingo de Octubre.

Desde aquí tomo una carreterita tras cruzar un pequeño puente que me lleva en dos kilómetros hasta Lazkaomendi. Como no está bien señalizado, por si acaso pregunto y ya en la vertiginosa carretera ganamos altura enseguida para llegar a nuestro destino final.

  • 2.7. Lazkaomendi.

También podría subir desde Lazkao en otros tres kilómetros hasta este collado visible. Subiendo desde Zaldibia veremos a nuestra derecha el famoso merendero Pipas, posiblemente el merendero de mejores vistas del País Vasco. Así llamado por la afición del propietario a fumar en pipa.

Todavía remataré la jornada reponiendo fuerzas en el merendero. Es sin duda un rincón lleno de paz, con unas vistas espectaculares de la pirámide del Txindoki, Larrunari. Pequeños bosques en sus faldas pero sobre todo, prados verdes, rebaños de ovejas y caseríos típicos pintando de blanco las laderas de un valle idílico como pocos.

Domino las cumbres más altas de Gipuzkoa en las sierras de Aralar y Aizkorri. Si la tarde nos ha acompañado veré las paredes de la cumbre del Txindoki color anaranjado, las pequeñas nubecitas de rosa y con la noche encima, grandes estrellas iluminando los caminos de la Diosa Mari.

Imposible tener miedo de Gaueko, el Dios de las tinieblas pero por si acaso…. Llevemos encima el Eguzkilore.

3.A TENER EN CUENTA.

Cualquier época es buena pero un día soleado de Abril o de Octubre con el sol poniéndose hacia las 20,00 horas sería lo mejor. En esta época, el sol se pone justo enfrente del Txindoki.

El recorrido lo puedo acortar o alargar. No es mala opción ir a Lazkao directamente como complemento de otras excursiones de las que os hablamos también y rematar en Lazkaomendi. Desde Ordizia también es buena opción y sobre todo si hemos disfrutado de la mejor Feria Medieval de Gipuzkoa que es en la segunda semana de Mayo. Tras visitar la Feria, enlazo Ordizia con Zaldibia en apenas cinco kilómetros o con Lazkao en otros cinco.

Normalmente el merendero Pipas está abierto siempre. En invierno y primavera hay que tener en cuenta que por la altura baja mucho la temperatura.

De nuestro libro » 20 RUTAS FASCINANTES POR EL PAIS VASCO «

A  LA VENTA EN LIBRERIA DONOSTI DE SAN SEBASTIAN Y EN EL ENLACE… PINCHA AQUI

Y para seguir el día a día con Donosti City :

  • Facebook, grupo Donosti City y Donosti _ City
  • Twitter, @donosti_city
  • Instagram, @donosti_city
  • Youtube, Canal Donosti City TV
  • Radio Viajera. Programa de radio online en Radio Viajera en el que emitimos semanalmente DE DONOSTI AL CIELO. Programa en el que os hablamos de planes, excursiones, lugares, personajes de nuestra tierra. Podcast en ivoox, itunes y también en Spotify.
  • Sección en Teledonosti.  Planes, excursiones, las mejores fotos… en Gipuzkoa a diario de Juan Mari Mañero.
  • También en Linkedin como Carlos Bengoa.
  • Donosti City TV – Egunon Telebista. Reportajes TV.
  • Donosti City con Carlos Bengoa ha publicado su primer libro » 20 rutas fascinantes por el País Vasco « de Singlator Ediciones.
  • Nuestro posicionamiento web con FIDENET COMUNICACION diseño y posicionamiento de webs y redes sociales. Donosti City ha multiplicado por 10 su número de entradas en el blog en tan solo unos meses gracias al trabajo de FIDENET y su equipo.