ISLA SANTA CLARA. HISTORIAS Y ANÉCDOTAS.

Ermitaños, pestes, fareros, poetas y hasta la mula Massiel.

Tuve ocasión de leer una tarde en la taberna de la isla el libro de Jesús María Palacios e Iñigo Jiménez “Los habitantes del Faro de Santa Clara”, así como el del propio Joshe Mari Iturri, poeta de Ollagorra, y lo cierto es que salieron un buen número de anécdotas que conviene conozca el lector de Donosti City.

Sobre la propia isla, que tiene su misa romería cada 11 de agosto, día de Santa Clara, así como una fiesta “fin de temporada” sobre finales de septiembre organizada por la Asociación de amigos de la isla, decir que es posible fuera un punto de oración de culto precristiano.

  • Día de Santa Clara. Foto: Sonia Urreitzi.

Escritos antiguos hablan de lugar de destierro e incluso de entierro de infieles. En 1362 hubo una ermita dedicada a Santa Clara justo en el lugar donde actualmente están las mesas de los merenderos de la parte más alta de la isla. Esta ermita fue atendida por un ermitaño de la Orden de los Franciscanos, con su propia casa al lado.

Fue también la isla el lugar al que trasladaban a los afectados por la peste de San Sebastián en el siglo XIV.

En 1719 fue enclave militar del castillo de la Mota de Urgull, que convirtió la isla en fuerte.

PROYECTOS.

Conviene destacar más adelante una serie de proyectos curiosos, como el de 1870, al querer convertir la isla en un gran merendero con casetas y kiosco de baile. Los traslados desde el puerto se harían en barquitos de vapor traídos desde Inglaterra y que también se usarían para hacer excursiones por el Urumea.

Más tarde se quiso unir Igeldo con Ulia con un gran cable aéreo, con parada en la isla. Las vistas de la ciudad hubieran sido inmejorables. Conviene decir que ya existió un cable que subía a Ulia por la ladera de Ategorrieta, y que el funicular de Igeldo se inaugura el 25 de agosto de 1912.

La isla fue también caseta de cazadores, situada por debajo del faro, cuyos propietarios fueron Juan Manuel de Moyua, Marqués de Rocaverde, Manuel de Irazabal y Juan Queheille hacia el año 1900.

En 1913 el arquitecto Teodoro de Anasagasti recibe el encargo de hacer un monumento en honor a la reina María Cristina, proyecto que no llegó a ejecutarse.

En los años 1916-1917 hubo un proyecto de unir la isla con el Tenis a través de un muro de 2,3 metros de grosor. Esta idea, que ya data de 1606, se desestimó, aunque pueden verse hoy día los restos de parte de ese muro.

En un concurso de ideas convocado por el Centro de Atracción y Turismo en 1969, quiso hacerse en la isla una gran cascada artificial de 70 metros de altura de la que saliera, a las 12 del mediodía, un gran chorro gigante. Como para quejarse hoy día de la obra Hondalea de la artista Cristina Iglesias en el mismo faro.

Hablando del faro, decir que sirvió de ayuda a los barcos que confundían la entrada en puerto con la entrada del río en la Zurriola. Hasta mitad del siglo XIX el único faro de Donosti era el del Torreón de Igeldo, hoy día importante remate del Hotel.

FAMILIAS DE FAREROS.

En este faro vivieron numerosas familias de fareros (torreros) hasta su automatización en 1968, siendo la última la de José Manuel Andoin Torralbo (1944-1968). Nacido en Santoña fue también escolta del general republicano Miaja, y un experto tirador olímpico, varias veces campeón de España. Participó en las olimpiadas de Londres 48, Roma 60, Tokio 64 y México 68, también como entrenador.

  • El torrero José Manuel Andoin. Foto del libro «Los habitantes del Faro Santa Clara»

Otras conocidas familias fueron la de Zenón Acarreta (1906), que entre otras cosas tuvo una vaca. Además de cuidar por el estado de la isla y el buen funcionamiento del faro, estos habitantes anotaban todo cuanto sucedía, como el terremoto del 13 de agosto de 1967, como vemos en la hoja de incidencias de más abajo.

  • La familia de Zenón. Foto del libro «Los habitantes del Faro de Santa Clara»

  • Anotaciones y terremoto de agosto de 1967. Foto del libro «Los habitantes del faro».

Desde 1944 el bar de la parte alta de la isla, lo regentó la madre de José Manuel Andoin, “la señora María”, que transportaba las mercancías en la mula “Massiel”. Cuentan que cuando entraba en las motoras se ponía tan tensa que al tocar tierra salía disparada.

Teniendo en cuenta que la cantante Massiel, que es en lo primero que habrá pensado el lector, nació en 1947, es probable fuera primero la mula.

ITURRI, EL ALCALDE.

Hay que referirse en la isla, pues fue parte importantísima de la misma, a su “alcalde” Joshe Mari Iturri (1914-1977), cuyo busto ¿luce? en primera fila. Lo pongo en interrogantes al no parecerme serio que esté sobre los cubos de la basura.

  • Iturri, y una chancla que alguien ha perdido.

Esta persona, muy conocida en la ciudad, pasaba en su barca todos los días desde marzo hasta entrado el otoño, para tomar buena nota de los desperfectos y posibles mejoras que se fueran dando. El “poeta de Ollagorra” tiene un divertido libro de poemas que podéis ver actualmente en la taberna.

Como carta de presentación dice Iturri:

Recibid el saludo

De Iturri el donostiarra.

Que durante un momento

Os dará la tabarra.

A todos os deseo

Que viváis muchos días

Ahora escuchad los versos

De mi biografía.

Aquí tenéis a Iturri

Nacido en Donostia

Un 26 de enero

Doce del mediodía

Los vecinos dijeron que yo nací muy tierno

Quizás ello sería

Por nacer en invierno

Parroquia Buen Pastor

A mí me bautizaron

Con agua de Artikutza

Mi coco remojaron

El párroco dijo

Tú serás bertsolari

Y luego a mí me puso

De nombre Joshe Mari

Es destacar entre los cientos de poemas, el dedicado al periodista Erostarbe, cronista de la Real Sociedad:

Iturri en este verso

A Erostarbe saluda

Porque tú con la pluma

Nunca hiciste de Judas

Cuando se juega mal

La cisa está que arde

Por ello muchos temen

Crítica de Erostarbe

No menos entrañable es el poema al Doctor Echevarren, médico de la Real, del que extraigo lo siguente:

El Doctor Echevarren

Es un gran especialista

En poner en forma

A todo deportista

Títulos para Echevarren

Yo le pido al Ministro

Marqués del Peroné

Y Duque del Menisco

A Iturri le sucedió en el «cargo», Imanol Berakoetxea, cuyo monolito luce también sobre el mirador.

  • El paseo y monolito de Imanol Berakoetxea.

Justo es reconocer entre las anécdotas los 40 años como tabernero de Luis Fernández Mata, cuyo homenaje en la isla al jubilarse mereció nuestro siguiente reportaje: TODA UNA VIDA EN LA ISLA.

Hoy día es Luis Garmendia con su hermana Ana quienes se encargan de la taberna con mejores vistas de la ciudad.

  • Los actuales taberneros 2022.

  • Crucero The World.

  • ¿Apetece una caña?

  • Quizás aquí mejor.

Acompañamos vídeos ilustrativos sobre la isla y un regreso, cómo no, en sus motoras.

RESTAURANTE ARATZ, en Igara 15.

  • La cocina tradicional es la mejor opción no solo para cuantos venís de fuera a visitar nuestra ciudad sino para los propios donostiarras y guipuzcoanos. En el barrio de Igara, 15 junto el edificio del Diario Vasco, tenéis hoy día la mejor opción. RESTAURANTE ARATZ con el equipo de los hermanos Zabaleta cuidando muchísimo la calidad de nuestros productos.
  • Txuletones, merluza, kokotxas, txipis… de 10.

Aquí os dejamos el enlace a su web RESTAURANTE ARATZ.  Y nuestro artículo con la entrevista al chef XABI ZABALETA.