VIVA PAMPLONA!!

Explorando una ciudad que trasmite vitalidad, alegría y energía.

Las murallas del Redín se volvían anaranjadas con el sol del atardecer en un día de verano con un buen número de curiosos esperando a ver la puesta de sol sobre las montañas que rodean la cuenca de Pamplona. El rinconcito del Caballo Blanco estaba repleto de gente en la hora más bulliciosa, la hora del callejeo, de las plazuelas. Calles que suben y bajan guardando entre sus piedras la historia de esta ciudad que merece una visita pausada. Navarrería, Curia, Dormitalería, Calderería, Tejería, Zapatería… algunos nombres de estas calles que ya nos cuentan su pasado.

  • Calles Navarrería y Curia desde el campanario de la Catedral.

Junto a la imponente Catedral de Santa María la Real, pasan a cualquier hora del día peregrinos preguntando por el centro Ultreia, grupos de turistas atienden las explicaciones del guía de la Catedral, otros con el mapa desplegado buscan los corrales del Gas, gente mayor viene y va buscando un banco libre en la tranquila plazuela de San José donde vemos a niños en bicicleta y a jóvenes mirando el móvil, una monja de blanco pregunta por un portal de la calle Nueva…

Escenas habituales de una Pamplona que trasmite ilusión y energía, una Pamplona tan cargada de historia que sería imposible resumirla, una Pamplona que se desborda en sanfermines pero también serena y tranquila en sus verdes parques.

Pamplona nos llenó de vitalidad.

¡Viva Pamplona!

Y para conocerla bien, Donosti City se rodeó de la mejor gente para que cinco días se convirtieran en una apasionante aventura.

El Hotel 3 Reyes, junto al Parque de la Taconera y en pleno centro, nos sirvió de alojamiento y de relax con su piscina que siempre viene bien para reponer fuerzas.

Jose Castells (Pamplonés de Toda la Vida) nos llevó por arriba y por abajo pues no hay un rincón o una anécdota que no conozca. Es autor de “El rincón del paseante”, crónicas semanales de la historia y el presente de la ciudad en el Diario de Noticias. Jose es además propietario y cocinero de «La fogoneta culibar» de la calle Bergamín, donde la cocina casera es protagonista. Lo tenéis en las primeras posiciones TripAdvisor. Cocina e historia, qué más para nuestras sobremesas.

Xabier Aranburu, guía de la Catedral, nos enseñó cada piedra de esta joya del Camino de Santiago. Y Yosu Barragán, de Trip Navarra, nos llevó por la Pamplona más turística y nos recomendó los mejores bares de pintxos, algo también fundamental en Pamplona. Aunque siempre he preferido organizarme solo, buscar mapas, indagar en internet, de cuando en cuando viene bien seguir una visita guiada pues siempre hay anécdotas que se escapan.

  • Un podcast sobre la Catedral con su guía Xabier Aranburu. Foto Jose Castells.

De todo ello os haré un resumen aquí, con enlaces añadidos, algún vídeo casero y podcasts que incluimos en la novedosa App de Radio Viajera. Pasearemos por las murallas, el Camino de Santiago, el encierro de San Fermín, buscaremos calles, Iglesias, parques, bares… Y una historia antiquísima que conviene resumir para entender bien lo que es Pamplona.

  • UN POCO DE HISTORIA.

Sobre un poblado previo asentado en las terrazas del río Arga en la Edad del Hierro y de nombre Iruña, funda el General romano Pompeyo la ciudad de Pompaela en el año 75 a.c.  hasta ser dominada por los visigodos en el siglo V y en el VIII por los musulmanes. Cuentan que bajo la plaza del Castillo siguen encontrándose restos y enterramientos musulmanes. En el 778, Carlomagno arrasó las murallas de Pamplona dando lugar a la batalla de Roncesvalles.

En la época medieval, la ciudad fue creciendo en torno a tres núcleos. El burgo de la Navarrería, con pobladores vascones y romanos dedicados a la agricultura y con el euskera como idioma. El burgo de San Cernin o San Saturnino, consecuencia de la importancia del Camino de Santiago, formado por comerciantes y artesanos que hablaban en occitano. Y por último, con navarros de otras poblaciones y extranjeros, se añade más tarde el burgo de San Nicolás, dedicada tanto al campo como a diferentes oficios.

  • Los burgos antiguos y la Iglesia de San Saturnino desde el campanario de la Catedral de Santa María la Real.

Cada núcleo con sus murallas, con sus fosos, sus iglesias como fortalezas y sus propias leyes. Como era de esperar, las guerras entre ellos estaban a la orden del día. En 1276, en la guerra de la Navarrería, los burgos de San Cernin y San Nicolás, unieron fuerzas arrasando a los primeros. Un 8 de septiembre de 1423, Carlos III el Noble promulgó el Privilegio de la Unión, pacificando Pamplona y creando la Jurería como nexo de unión, actual Ayuntamiento.

Ya en el siglo XVI (1561) se crea la Ciudadela, la más importante en España, como defensa de ataques franceses. Es sin duda hasta aquí, lo más interesante de la historia de esta ciudad en el meandro del río Arga y sobre una pequeña colina, en plena cuenca de Pamplona y al abrigo de grandes montañas como los Pirineos.

  • UN PASEO POR LAS MURALLAS.

Para ir entendiendo bien esta historia (muy resumida) es fundamental iniciar la exploración de Pamplona “por fuera”, rodeando sus murallas en un paseo que no nos llevará más de hora y media, disfrutando del entorno.

Para ello nos dirigimos por detrás de la Plaza de Toros hacia el Fuerte de San Bartolomé donde se encuentra el centro de interpretación y donde podremos ver exposiciones y vídeos sobre las murallas. Este fortín es del siglo XVIII, último periodo de construcción de las murallas. De ahí nos dirigimos al Baluarte del Labrit, junto al famoso frontón, otro santo y seña del deporte navarro.

Seguimos junto al río entre grandes murallas hasta el Baluarte del Redín, punto de parada obligada, un lugar muy interesante. Hasta aquí puedo llegar por arriba, a través de la ronda del obispo Barbazán, o por abajo, junto al puente de la Magdalena. Os recomiendo esta última opción pues me parece atractivo entrar por la Puerta de Francia y tener una idea de la altura de las murallas.

  • Imponentes murallas bajo el Baluarte y Mirador del Redín.

Pasamos por la bellísima Puerta de Francia que conserva su puerta levadiza. Es de 1553 y la única puerta original que se conserva. También puerta de Zumalakarregi.

Es una delicia subir la cuesta empedrada hasta el Redín y ya arriba disfrutar de las vistas y del Rincón del Caballo Blanco que conecta con la Plaza de San José y la Catedral.

Pero ahora sigo sobre las murallas para ver la Cruz del Mentidero (1500), donde se ejecutaban reos. La nevera del Palacio Real, construcción medieval para guardar bloques de nieve helada; y el propio Palacio Real de los reyes de Navarra (siglo XVII) remodelado en el 2003 por Rafael Moneo.

Bajo ahora por delante del Palacio hasta Santo Domingo, calle mítica en los encierros de sanfermines para subir por una breve escalinata junto a la hornacina de San Fermín hasta el Museo de Navarra donde, cómo no, encontraré otra pequeña placita.

Por la calle Curtidores, muy típica, llegaré hasta un bello mirador sobre la Puerta Nueva, apertura de las murallas de 1571. La cruzaré por arriba pero conviene bajar a la carretera de Taconera para verla bien.

Por último, bordeando el Parque de la Taconera, llegaremos a la Ciudadela en la que conviene detenerse para buscar escenas de la vida pamplonesa.

Aquí está la parada de autobuses, el Auditorio Baluarte. Os recomiendo por la calle Roncesvalles regresar a la Plaza de Toros, Labrit, y esta vez sí, seguir el recorrido de las murallas desde la ronda del Obispo Barbazán hasta el Caballo Blanco, y si hay sitio, terminar la tarde con un aperitivo.

  • La impresionante Ciudadela a vista de pájaro. Foto Jose Castells.

La ruta es imprescindible para entender la historia de esta ciudad. Recomendable hacerla calculando el ataredecer.

  • CAMINO DE SANTIAGO.

Fundamental también para entender la historia y la propia vida de Pamplona, al ser punto de paso importante del camino francés, y dar origen al burgo de San Cernin como ya he contado anteriormente.

Iniciamos el recorrido desde el Molino de Caparroso, bajo el Labrit, donde hay un club de natación. El bullicio de la chavalería con sus cursillos de piragüismo en el río dará vida a la ruta.

Cruzo un puente muy curioso. Este tramo no es camino de Santiago propiamente dicho, pero nos sirve para hacer una ruta circular y ver otros elementos importantes de Pamplona.

Un sendero me lleva bordeando el mismo río Arga por las huertas de la Magdalena hasta un cruce de caminos cerca de las instalaciones deportivas del Amaya.

Cruzo otro puente y enlazo con la carretera de Burlada para retroceder, ahora sí, por el camino de Santiago con sus características señales y símbolos. Llegaré a la Casa de las Conchas, muy curiosa, donde seguro sacaré fotografías.

Justo al lado está el famoso puente de la Magdalena. Está construido en el siglo XII, tiene elementos góticos y se remodeló en 1963.

Ahora bajo las murallas cruzaré el portal de Francia, dejo a la izquierda la subida al Redín y sigo al frente por la calle Carmen, antigua rúa de peregrinos, hasta el cruce de Mercaderes con Estafeta. Retrocedo un poco para admirar la Catedral de Santa María la Mayor, icono del Camino. Vuelvo por la calle Mayor donde se encuentra la Iglesia de San Saturnino y unos metros más adelante el centro de interpretación del Camino, Ultreia.

Terminada la calle Mayor llegaré a la Iglesia de San Lorenzo donde está la capilla de San Fermín. Cruzo al parque de Taconera y a la Ciudadela. Por la Avenida Fuente del Hierro, llegamos a las universidades y a la carretera de Cizur.

  • ENCIERRO DE SAN FERMIN.

Es indudable que a nivel mundial Pamplona es conocida por sus multitudinarias fiestas de San Fermín. Me decía Víctor Sánchez, Director del Hotel 3 Reyes, que los comercios podían llegar a cubrir la mitad de ingresos del año durante los días de sanfermines. La primera impresión que nos llevaremos haciendo este recorrido de 875 metros es que seguirlo por televisión “engaña” mucho. Las calles me parecieron más estrechas todavía y sobre todo, en cuesta, lo que dificulta más la carrera.

Conviene decir que, en realidad, de San Fermín se sabe poco. En señal de su martirio (se le cortó la cabeza), se lleva el pañuelo rojo sobre el cuello simulando la sangre. Se le recordaba cada 10 de octubre, pero su fiesta se trasladó al 7 de julio por motivos propios de la temperatura veraniega. Cuentan que San Fermín era hijo de un romano y que fue San Saturnino quien lo convirtió al cristianismo. En contra de lo que muchos puedan pensar, no es patrón de Pamplona, cosa que sí es San Saturnino y podemos verle en la Iglesia de San Lorenzo, junto al Hotel 3 Reyes, donde tiene una capilla.

A las 12 del mediodía tocan las campanas el… “A San Fermín pedimos por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro dándonos su bendición”, que cantan a su vez tres veces los mozos minutos antes de cada encierro en la hornacina que tiene el santo en el inicio de la cuesta de Santo Domingo.

Junto al puente de la Rochapea están los corralillos del Gas, primer punto visitable del recorrido del encierro, donde guardan la hora todos los toros de las diferentes ganaderías en las corridas de Feria.

La noche anterior a la corrida, los toros cruzan el puente y suben hasta los corrales de Santo Domingo donde aguardarán el chupinazo de las 08,00 horas. Se inicia el recorrido con los cabestros guiando a la manada por la cuesta de Santo Domingo.

Esta calle empedrada, pasa por el mercado de Santo Domingo hasta torcer a la izquierda hacia la calle Mercaderes donde se encuentra el Ayuntamiento.

Esta calle es muy breve y presenta una curva (la famosa curva de Mercaderes) hacia la derecha. Hora de la más larga calle de la Estafeta, en ligera cuesta, repleta de comercios que nos recuerdan los sanfermines. Qué no valdrá un piso durante las fiestas. En mitad de la calle veréis la Casa del Libro, con su contador de días, horas, minutos y segundos… el tiempo que falta para los próximos sanfermines.

Termina la Estafeta y se sale al cruce de las calles Cortes de Navarra y bajada del Labrit, justo en la esquina del Teatro Gayarre. La Plaza de Toros, a la vista, con la escultura de Ernest Hemingway en la entrada. Callejón estrechísimo y coso taurino terminando el recorrido más intenso del mundo entero.

Al lado mismo, en la Avenida Roncesvalles, el monumento al encierro, en bronce colado, obra del bilbaíno Rafael Huerta.

  • CATEDRAL DE SANTA MARÍA LA REAL.

Tengo que reconocer que la primera impresión que me dio según subía por la calle Navarrería, no es la habitual de una catedral, pero en contra de los que muchos piensan, me gustó su fachada neoclásica que tantas críticas ha recibido. Hasta el escritor francés Victor Hugo, autor entre otros de «Los miserables» y tantas veces citado por Donosti City en sus reseñas de Pasai Donibane y Jaizkibel, llegó a decir de esta Catedral en su libro «Viaje a los Pirineos y a los Alpes»…

  • «su fachada es una horrible máscara y los campanarios orejas de burro».

Aunque eso sí, su interior y el claustro le maravillaron.

Estamos ante el complejo catedralicio más importante de España, con los habituales elementos iglesia, claustro y sacristía, junto a otros como cillería, refectorio, sala capitular y dormitorio que en otras catedrales españolas se iban derribando.

Patrimonio de la Humanidad como elemento asociado al Camino de Santiago, destaca el claustro, considerado una maravilla de arte gótico y el mejor del siglo XIV. La Iglesia se construyó entre 1394 y 1501, añadiéndose la fachada en estilo neoclásico entre 1784 y 1805.

En su interior hay multitud de elementos que merecen visitarse de por sí solos, como el Mausoleo Real de los reyes de Navarra con las estatuas yacientes de Carlos III el Noble y Leonor de Trastámara.

En el presbiterio, bajo un baldaquino neogótico, la imagen de Santa María la Real ; vemos también  la Capilla Barbazana que alberga el sepulcro del obispo Arnaldo Barbazán ;

el refectorio de 1328-1335 formado por una sola nave rectangular de 31 metros de largo, 10 de ancho y 13 de altura; la Sala Capitular ; la sacristía de los canónigos, gran ejemplo del rococó; la cocina con una chimenea de 27 metros; la escalera de caracol de acceso al sobreclaustro; la Biblioteca capitular y otros muchos.

  • Sacristía de los canónigos.

Las dos torres de la fachada albergan once campanas siendo la más antigua, la Gabriela de 1519. La famosa María es la mayor campana en uso de toda España pues la de Toledo está dañada. Pesa entre 10.000 y 12.000 kilos. Solo su badajo pesa 300 kilos y cuentan que llega a oírse en pueblos a 15 kilómetros de distancia.

Fue realmente agradable subir hasta los campanarios y poder acariciar esa campana, ante unas vistas únicas de Pamplona. Como en realidad toda la visita que nos hizo el guía Xabier Aranburu que nos permitió en varias ocasiones visitar su claustro y el museo (original y muy interesante).

Sin duda, una de las visitas que hay que hacer sí o sí en Pamplona.

  • PLAZA DEL CASTILLO Y CAFÉ IRUÑA.

Aquí está el corazón de Pamplona y bien que se nota cuando a la tarde cientos, miles de pamploneses y turistas, se juntan en los bares y comercios de esta amplia plaza de casi 14.000 metros cuadrados cuyo nombre proviene del castillo que estaba situado en el lateral oriental y que tomó la plaza como patio de armas.

Tras ser un descampado, en el siglo XVII fue formando parte de la vida de la ciudad y hasta llegó a ser plaza de toros. En el XIX pasó a ser lugar de cafeterías y fue en 1943 cuando se le añade su kiosco sustituyendo a uno de madera de 1910. Es el primer lugar de la ciudad que visitó Ernest Hemingway, que acabó enamorado de Pamplona.

Es obligado tomar un café en el Iruña, que conserva su aspecto Belle Epoque, fundado en 1888 fue el primer establecimiento de Pamplona con luz eléctrica. Fue el día de mi llegada a Pamplona, temprano, con la mejor luz del día, callejeando primero y tomando las primeras fotos mientras hacía tiempo a que a las 09,00 horas de la mañana, abriera sus puertas el Café Iruña. Mereció la pena pagar 4,10 un café con leche y un croissant, mientras repasaba la historia de este local. Los gorriones de la arboleda, como amigos íntimos, directos al plato del croissant, sin mediar un simple revoloteo.

También en la plaza otros lugares muy famosos como el Gran Hotel La Perla de 1881 que alberga la suite Hemingway y que ha prestado servicios a la Casa Real, o el Bar El Txoko, de 1920.

  • FUERTE DE SAN CRISTÓBAL.

Sobrecogedora mañana. Justo antes de la visita a la Catedral de Santa María la Real, subí con Jose Castells a este monte cercano a Pamplona en cuya cumbre se encuentran los fantasmagóricos restos del Fuerte de Alfonso XII o de San Cristóbal cuya construcción significó el derribo de la cumbre de la montaña.

  • Foto aérea de Jose Castells.

El fuerte del 7. Siete kilómetros al 7 %. Siete curvas a la derecha, siete a la izquierda, siete años invertidos en su construcción.  Iniciado por Alfonso XII para defensa de la ciudad quedó inservible con la llegada de la aviación y en 1929 pasó a ser penal militar, con calabozos que perduran en el tiempo. Con la guerra civil pasa a ser cárcel política viviendo un episodio de fama mundial pues el 22 de mayo de 1938 con 2487 presos, 800 de ellos se fugaron. Lo hicieron sin armas y sin conocimiento del terreno. Solo tres llegaron a Francia.

Más tarde en 1941 pasó a ser sanatorio penitenciario de tuberculosis. Lo que han visto esas paredes, mejor no contar. Las vistas de la cuenca de Pamplona contrastan con lo que se ve ahí, en ese fuerte maldito. Pasadizos, entradas y salidas, paredes de musgo y grafitis, ventanas mínimas, pesadilla…

Mejor mirar al lado de la cuenca, al lado paisajístico, hacia esa Pamplona que rezuma vida y que nos sigue llenando de energía.

  • RUTA DE PINTXOS.

Como en Donosti, sería imposible elaborar una lista fiable y sobre todo, selecta. Hay cientos de bares y restaurantes que merecen la pena y nosotros huimos del citar lugares por temas comerciales. Es decir, tú me pagas, yo te cito, algo habitual en blogueros pierde crédito que terminan convirtiéndose en las páginas amarillas de la ciudad.

Donosti City siguió la recomendación (le podéis escuchar en el podcast adjunto) del guía de Trip Navarra, Yosu Barragán. Nos citó unos ejemplos, Donosti City acudió, cató, aprobó la recomendación y sobre todo, pagó.

  • En el cruce de Estafeta con Espoz y Mina, el Gaucho. Pintxo de foie y pintxo de huevo trufado. En la calle Comedias, cerca de la Plaza del Castillo, Café Roch fundado en 1898, especialidad en fritos, sobre todo el de pimiento. En la calle San Nicolás, el Bar Río con un contador de fritos de huevo que ha servido. Hace unos meses (el artículo es de agosto 2021), fue noticia el superar el millón. El Baserriberri con pintxos más de diseño, más altos de precios pero merece la pena. Para postre, en la calle Curia, saliendo de la catedral está la pastelería Beatriz, famosa por los garroticos. Enfrente del Ayuntamiento, también es típica Layana, para pastas de té.

  • PARA ALOJARSE, HOTEL 3 REYES.

Para vivir esta intensa semana, Donosti City se alojó en el Hotel 3 Reyes, otro histórico de Pamplona desde 1963 y renovado recientemente. Un 4 estrellas espléndido, de habitaciones muy amplias y luminosas, realmente cómodo. Ubicado en pleno centro histórico, junto al Parque de la Taconera y a paso de la Iglesia de San Lorenzo y de las calles Nueva y Mayor.

El contar con piscina le da otro añadido pues con tanto trajín, un momento de relax se hacía necesario.

Cuenta en su fachada futurista con placas fotovoltaicas que le autoabastecen de energía y tiene ofertas especiales para peregrinos.

Próxima apertura en San Sebastián. 

  • Vistas desde nuestra habitación del Hotel 3 Reyes.
  • Más información: HOTEL 3 REYES.

ENLACES:

  • Videos : recorrido encierro sanfermines, monumento al encierro, Plaza del Castillo y Café Iruña, Catedral de Pamplona, campanario de la catedral, Iglesia de San Lorenzo y Capilla de San Fermín, fuerte de San Cristóbal.
  • Visitas guiadas por Pamplona: TRIPNAVARRA.
  • Visitas catedral de Pamplona: CATEDRAL DE PAMPLONA.

PODCASTS EN RADIO VIAJERA. Descarga su revolucionaria App.

Y para seguir el día a día con Donosti City :

  • Facebook, grupo Donosti City
  • Twitter, @donosti_city
  • Instagram, @donosti_city
  • Linkedin : Carlos Bengoa.
  • Youtube, Canal Donosti City TV
  • Habla Radio : Programa semanal Gipuzkoa Plan. Habla Radio.
  • App y podcasts Radio Viajera. Programa de radio online en Radio Viajera en el que emitimos semanalmente DE DONOSTI AL CIELO. Podcasts en ivoox, itunes y también en Spotify.
  • Reportajes dron, Gipuzkoa Planet.
  • Donosti City con Carlos Bengoa ha publicado su primer libro » 20 rutas fascinantes por el País Vasco « de Singlator Ediciones.
  • Nuestro posicionamiento web con FIDENET COMUNICACION diseño y posicionamiento de webs y redes sociales.