POR LA SIERRA DE ARALAR.  Ruta 13.

Entre gentiles y dragones. Ataun-Lareo-San Miguel de Aralar.

  • Foto portada : San Miguel in Excelsis. Enrique Villafranca.

Teodosio de Goñi era un buen hombre. Honrado y trabajador decidió como buen caballero lanzarse a la aventura de las Cruzadas contra los árabes, como tantos otros en unos años en los que posiblemente no había otra cosa que hacer.

Regresaba victorioso el bueno de Teodosio hacia su casa en el valle de Goñi bajo la Sierra de Andía, cuando de pronto, en mitad del camino, se le apareció el mismísimo demonio. Perverso y malintencionado, como buen demonio, no se le ocurrió otra cosa que engañar a Teodosio diciéndole que en esos momentos su mujer se encontraba en la cama con otro varón y no precisamente un médico que le auscultara el corazón.  

No hace falta decir qué es lo que hizo el caballero. Sin casi despedir al demonio ya volaba sobre su corcel, entró en su casa y en efecto, tenía razón el hijo de Satanás. Su mujer se encontraba en la habitación con otro varón al que sin más rodeos y de un perfecto sablazo le cortó la cabeza que rodó por el suelo. Tenía razón el demonio. Pero no toda. No tardó Teodosio de Goñi en darse cuenta de que la persona ya decapitada era el padre de su mujer quien posiblemente se encontrara en la habitación dando algunas hierbas a su acatarrada hija.

Con la congoja habitual en estos casos, Teodosio marchó a Roma para confesar al Papa su pecado quien le puso como penitencia pasar el resto de sus días arrastrando unas cadenas. Pero no termina ahí la agonía de nuestro protagonista ya que de regreso de nuevo a casa se encontró con un peligroso dragón conocido en estas tierras como Herensuge, otro terror de las cuevas que nadie quiere encontrar. Teodosio fue arrastrado al fondo de una de las muchas simas que se encuentran en esta sierra.

En plena caída y ya sin remedio imploró salvación al Arcángel Miguel quien no solo le salvó de algo más que un buen golpe sino que le libró de las cadenas. Eso sí, a cambio de construir el Santuario de San Miguel in Excelsis que luce sobre Aralar a 1247 metros de altitud con unas vistas espectaculares a todo el Valle de Sakana y a la sierra de Andía. Nunca mejor dicho que una falsa alarma de cuernos generara un santuario tan bello.

Teodosio de Goñi, hombre bueno y honrado pero que cometió un pequeño desliz, es el protagonista de San Miguel de Aralar. Y para que conste en acta donde proceda, este relato luce en sus paredes como lucen las cadenas que el Arcángel liberó. No habrá pensado el lector que esto es una invención. Es más, el autor de esta guía se ha quedado corto a la hora del relato de la muerte del padre. En realidad, mató al padre y a la madre.

Como reales son las simas de Aralar, las cuevas, los ríos subterráneos y los herensuges, dragones de las simas, que mejor será no encontrarse con uno. Y como reales son las cadenas, tan necesarias para subir hasta aquí en los días nevados del invierno.

Un paisaje natural de esplendor, de belleza, en una sierra que ha labrado el agua centímetro a centímetro. Una sierra de verdes campos, de frondosos bosques, de galerías subterráneas, donde no faltan las leyendas. Y no solo de herensuges, de la Diosa Mari en sus vuelos del Txindoki al Aizkorri, también de gentiles, seres que habitaban los bosques y montes cuidando de ellos. Cuentan que en días de niebla, habitual en la Sierra, se han visto más de una vez. Como se ven el día de San Martín en Ataun, cuando bajan al pueblo y son recibidos por el Alcalde, el cura y el alguacil.

Agua, niebla, hierba, bosque, simas, leyendas… Todo esto y más en nuestra próxima excursión.

LA EXCURSION.

Bella excursión circular combinando coche y pie que me permite ver una zona más del Goierri, Ataun con sus barrios rurales, subir entre bosques a Lizarrusti donde inicio la excursión a pie hasta el embalse de Lareo, bajar al Valle de Sakana, subir por una pista de cemento escenario de un final de etapa de la Vuelta a España hasta San Miguel de Aralar con unas vistas aéreas increíbles sobre la Sakana y la sierra de Andía, para terminar bajando por los bosques de Aralar hasta Baraibar y Lekunberri.

Disfrutaremos de la naturaleza, de grandes bosques de hayas, de gran cantidad de leyendas y de un paisaje inolvidable. Desde el ambiente cerrado por el monte y el bosque hasta el panorama abierto desde la cumbre de Aralar. Aunque cualquier época del año es buena, es preferible la primavera ya con los prados verdes y los árboles vestidos de hojas. O el otoño con esas mismas hojas de colores ocres.

Todavía podremos ver con suerte a la Diosa Mari en su carro de fuego desplazarse de monte a monte, a los Gentiles, hombres de gran altura y descomunal fuerza que vivían en cuevas escondidos del resto de gente. Cuenta la leyenda que los gentiles se encontraban de fiesta en la Sierra de Aralar cuando una nube de luz apareció. Un anciano sabio dijo que era el nacimiento de Kixmi y que llegaba el fin de la raza de los gentiles, arrojándose a un precipicio. El resto huyó a otra cueva que sellaron con una gran piedra llamada desde entonces Jentilarri, piedra de los gentiles.

No es de extrañar que en Ataun naciera Jose Miguel de Barandiarán, sacerdote, antropólogo, etnólogo y arqueólogo vasco. Experto en mitología vasca, leyendas y relatos. En Ataun se le recuerda y de hecho una de las rutas a pie que ofrecen desde el departamento de turismo es la ruta Barandiarán.

Pero pongamos en marcha la excursión, planificando bien la hora en una época con el día largo de forma que evitemos sustos con la noche. Primeros de Mayo puede ser un gran momento.

Fijemos las 08,30 como hora de salida a fin de llegar por carretera a Ataun hacia las 09,15. El bosque y embalse de Lareo lo habré terminado hacia las 13,30 y tras comer, San Miguel de Aralar y su Santuario de San Miguel estarán termiandos para las 18,00. Hora de perderse un poco entre bosques y bajar a Lekunberri, si Herensuge nos lo permite, así que cuidado con las simas y con la noche, no vaya a ser que acabemos como Teodosio de Goñi solo que esta vez no tengamos la suerte de que acuda al rescate el Arcángel Miguel quien no siempre trabaja.

  • Foto : Valle de Sakana desde San Miguel de Aralar. Enrique Villafranca.
  • EL RECORRIDO.

Maravillosa jornada de día completo que inicio desde San Sebastián a las 08,30. Por la Nacional 1 siguiendo las indicaciones hasta Lazkao y de ahí hasta Ataun. En 45 minutos estaré en este pueblo, último guipuzcoano antes de pasar a Navarra por Lizarrusti.

  • 1. Ataun

Montes, cuevas y dólmenes refuerzan el respeto a la mitología en este pueblo, el más largo de Gipuzkoa y de rico Patrimonio cultural como la Iglesia de San Martín de Tours con un importante órgano barroco y los palacios de Zubikoeta o Zaladear.

En el día de San Martín, 11 de Noviembre, se celebra la llegada de los Gentiles, con teatro popular en la calle y degustación de mondejos. A las 18 horas se encienden hogueras en el monte, se apaga el alumbrado público y comienza un espectáculo que une pasado y presente. Los Gentiles llegan al pueblo. De la Plaza San Martín salen el Alcalde, el cura y el alguacil en representación del pueblo con el pregonero a la cabeza, se juntan en Iztator con los gentiles, brujas y demás personajes que vienen de gentilbaratza y representan un espectáculo en el Polideportivo Auzoeta.

A destacar también el Museo Barandiarán y a nivel geológico el domo de Ataun.

  • 2. Aia-Urkillaga

Tres barrios tiene Ataun, un pueblo muy alargado, San Martín, San Gregorio y Aia. Justo antes de empezar la subida a Lizarrusti merecerá la pena desviarme hacia Urkillaga.

A los dos kilómetros veré el barrio de Aia en una estampa pastoril muy bella, campos muy verdes, huertas, la Iglesia y una diminuta placita.

Retrocedo para coger de nuevo la carretera hasta el puerto de Lizarrusti, puerto paralelo al de Etxegarate de la Nacional 1 que me llevará hasta Alsasua. Lizarrusti y Etxegarate, puertos unidos por la ruta del queso de Idiazábal.

  • 3. Lizarrusti-Lareo.

Tras subir unos siete sinuosos kilómetros entre bosques coronamos justo en la frontera con Navarra el puerto de Lizarrusti a 635 metros de altitud. Un amplísimo aparcamiento y una oficina de información en pleno albergue me orienta de la cantidad de recorridos y aventuras que me ofrece esta Sierra de Aralar.

Siguiendo las indicaciones un sendero de unos dos kilómetros casi llanos me lleva enseguida hasta el embalse de Lareo. En apenas 45 minutos llegaré al embalse salvando una pequeña zona con pasamanos, aunque no hay ningún peligro y un pequeño túnel. Rodear todo el embalse será una buena idea buscando el juego de luces que me permita ver en las aguas tranquilas el reflejo de las cumbres y de los bosques cercanos. Un pequeño puente japonés dará un toque exótico al recorrido.

Regreso por el mismo sitio evitando algún susto de gentiles o de dragones. Si el tiempo aprieta puedo comer y muy bien, en el propio albergue o si voy bien de tiempo gano posiciones bajando Lizarrusti hacia Etxarri Aranaz.

  • 4. Valle de Sakana.

La bajada de Lizarrusti hacia el lado navarro es más suave que de Gipuzkoa, tanto en desnivel como en un paisaje más abierto. Enfrente quedará el espectacular espolón piramidal oeste de la Sierra de Andía, previa a la de Urbasa, que domina todo este Valle de Sakana por un lado.

Por el otro, la Sierra de Aralar a la que nos dirigimos. El Valle de Sakana es toda una recta que va desde Irurtzun hasta Alsasua en el fondo de estas dos sierras. Una bonita foto de este espolón gigantesco merecerá la pena sacar antes de Etxarri Aranaz.

Desde esta localidad famosa por su Día del perro pastor, me dirijo en unos diez kilómetros y tres pueblos más adelante hasta Huarte Araquil donde podré comer sino lo he hecho anteriormente en Lizarrusti. Aquí mismo parte una empinada pista de cemento con curvas muy cerradas pero de suficiente anchura. Hay que recordar que aquí terminaba una etapa de la Vuelta a España 2014 que ganaba Fabio Aru.

  • 6. Madalenaitz.

Me llamará la atención en plena subida una curiosa forma geológica, un gajo gigante llamado Madalenaitz cubierto de vegetación. Paredes verticales muy dadas a la escalada. Seguro que en alguna de las curvas de imponentes vistas pararé a sacar una foto de este monte de 859 metros de altitud.

  • 5. San Miguel de Aralar.

Estará muy bien llegar aquí hacia las 16,00 horas y tomar un café en su panorámica cafetería del albergue. Ya estaré a 1247 metros de altura, casi nada. Nada más llegar disfrutaré de las vistas de toda la Sakana desde Irurzun hasta Alsasua con la Sierra de Andía al frente y la inminente Urbasa, donde merecería la pena otra excursión.

La cuenca de Pamplona y su lejana Higa de Monreal quedará a la vista con la cadena pirenaica al fondo. De la leyenda de este Santuario ya hemos hablado así que nos queda disfrutar de su bello interior, con dibujos que cuentan la leyenda del caballero Teodosio de Goñi por si acaso nos quedaba alguna duda de nuestro relato y varias capillas con retablo románico.

La primera referencia es de 1032 y es muy bella la imagen de San Miguel. Merecerá la pena subir hasta la visible pista que me lleva a un repetidor en el pico Artxueta a fin de obtener una vista más aérea todavía del Santuario y de todo este valle.

  • Foto : Enrique Villafranca. Valle de Sakana desde Aralar.
  • 6. Bosques de Aralar.

Bajamos ahora por el lado Norte de Aralar en una carretera entre bosques de trece kilómetros hasta Lekunberri. Un espectáculo visual. Desde el centro de información que queda un kilómetro más abajo parten numerosos senderos para hacer a pie o en bici.

En sus campas encontraremos cientos de familias lanzándose en trineo en días nevados y en esta época de Mayo en la que hemos planificado la excursión, merecerá la pena parar en cualquier rincón y perderme un poco entre el bosque. En esta zona, hablan los árboles. Eso sí, con cuidado nuevamente de no caer en las alas de un dragón.

  • 7. Baraibar y Lekunberri.

En plena bajada a Lekunberri pasaré primero por un pintoresco pueblo pegado a la ladera del monte, Baraibar, con algún establecimiento hotelero muy apropiado. Con tiempo todavía me podré desviar hacia Iribas antes de bajar a Lekunberri, bello pueblo en una planicie muy bien dotado para el turismo pero manteniendo su entorno.

Infinidad de propuestas de aventuras y excursiones parten desde este pueblo situado entre San Sebastián y Pamplona. De Lekunberri da inicio la famosa Vía verde del Leizarán hasta Andoain.

A TENER EN CUENTA.

  • Calcular bien las horas es fundamental a fin de poder completar el recorrido sin ningún contratiempo.
  • Puedo cambiar en función del tiempo, la hora y el lugar de la comida. Podré hacerlo previa reserva en Lizarrusti para comer después del paseo a pie por Lareo o hacerlo antes de subir a San Miguel bien en Etxarri Aranaz o bien en Huarte Araquil . En ambos pueblos hay sitios para comer sin reserva. De cualquier forma, el puntazo sería comer, previa reserva el día anterior en el propio Santuario con unas vistas de no olvidar.
  • El recorrido a pie hasta el embalse de Lareo es fácil y con zapatillas deportivas será más que suficiente salvo que haya llovido los días previos.
  • La vuelta a San Sebastián la haré por la autovía desde Lekunberri. Apenas 50 kilómetros que los cubro en 30 minutos.

De nuestro libro » 20 RUTAS FASCINANTES POR EL PAIS VASCO «

A  LA VENTA EN LIBRERIA DONOSTI DE SAN SEBASTIAN Y EN EL ENLACE… PINCHA AQUI

Y para seguir el día a día con Donosti City :

  • Facebook, grupo Donosti City y Donosti _ City
  • Twitter, @donosti_city
  • Instagram, @donosti_city
  • Youtube, Canal Donosti City TV
  • Radio Viajera. Programa de radio online en Radio Viajera en el que emitimos semanalmente DE DONOSTI AL CIELO. Programa en el que os hablamos de planes, excursiones, lugares, personajes de nuestra tierra. Podcast en ivoox, itunes y también en Spotify.
  • Sección en Teledonosti.  Planes, excursiones, las mejores fotos… en Gipuzkoa a diario de Juan Mari Mañero.
  • También en Linkedin como Carlos Bengoa.
  • Donosti City TV – Egunon Telebista. Reportajes TV.
  • Donosti City con Carlos Bengoa ha publicado su primer libro » 20 rutas fascinantes por el País Vasco « de Singlator Ediciones.
  • Nuestro posicionamiento web con FIDENET COMUNICACION diseño y posicionamiento de webs y redes sociales. Donosti City ha multiplicado por 10 su número de entradas en el blog en tan solo unos meses gracias al trabajo de FIDENET y su equipo.