TXINDOKI, UN CLASICO DE NUESTRAS CUMBRES.

El llamado Cervino Vasco preside con su silueta piramidal, la maravillosa tierra del Goierri. 

  • Texto : Jesus Mari Alquézar. Ruta a pie hasta la cumbre y en bici por los alrededores del Goierri.

Una nueva ruta de nuestro sherpa Jesus Mari Alquézar a otra cumbre clásica de la montaña vasca. Y de nuevo con opciones de rodeo en bicicleta por las maravillosas tierras del Goierri. Rutas asequibles y más largas que realizamos sin problemas bien provistos de nuestras botellas de Agua Kangen, la mejor forma de mantenernos saludables mediante un sistema sencillo que está significando una verdadera revolución y más en estos tiempos de crisis sanitaria. Más detalles aquí AGUA KANGEN.

El libro “20 RUTAS FASCINANTES del PAIS VASCO” de Carlos BENGOA dedica el capítulo 12  a los montes de Goierri con el episodio  “La Ruta del Txindoki-Entre prados del Goierri”, una  amplia panorámica del relieve de las altas tierras guipuzcoanas, cuyo texto inicial os dejamos al final.

El verdadero nombre de esta montaña es Larrunarri, o su contracción Nañarri, aunque popularmente se le conoce más como Txindoki, toponimia incorrecta pero muy extendida  que proviene del nombre una txabola en ruinas situada al este de la  cima.

En mis ratos de insomnio he leído las páginas citadas del libro dedicadas al Txindoki y sus alrededores y me ha parecido oportuno, para conocerlo mejor, reflejar otros aspectos de este pico piramidal y puntiagudo que visto desde el Goierri se asemeja al “Cervino”, y de ahí que también se le conozca, quizá de una forma un tanto exagerada ¿o no?, como el “Cervino Vasco o de Aralar”.

Sus 1346 metros de altitud hace que la ascensión sea relativamente exigente, pero a pesar de ello por su belleza es una montaña deseo y su cima es asediada todos los días del año por aficionados que llegan a ella, normalmente desde la base clásica de Larraitz. En días de temporada alta, con buen tiempo y jornada festiva la larga fila de montañeros hacia las alturas es una procesión de aficionados de todas las edades y  sexos, desde infantiles a seniors. Es con el Hernio y Aitzgorri la montaña más visitada de Gipuzkoa.

Montaña de leyenda – Un poco de historia.

Txindoki es también la morada de Mari, diosa del Olimpo vasco que según la estación del año fijaba su vivienda en las cumbres de Txindoki o en las del Aitzgorri volando de monte a monte en su carro de fuego.

Sobre Larrunarri, el admirado Txusma Pérez Azazeta autor de libros de montañismo escribe  en su libro  “Los mejores recorridos para conocer la montaña vasca” que Mari, la dama del Txindoki era una joven natural del caserío Irabi de Amezketa maldecida por su madre y arrastrada hasta aquí por el mismo diablo, encuentra en estos lares su actual morada”

Pero debemos hacer memoria histórica y merece recordar lo que se escribía la Revista Pyrenaica en el nº 4 del año 1927 y reflejaba con una literatura poética y antológica como se veía el altivo Larrunarri en esa época.

  • Al norte de Aralar, se yergue majestuoso e imponente, encumbrado y denso, el peñascal de Larrunarri. Otros lo conocemos por el mas típico nombre de Txindoki y en el Goierri guipuzcoano lo llaman también Nañarri, quiza por parecer mas delgado y frágil por este lado. Pero por donde quiera que se mire, siempre es imponente y se presenta majestuoso a nuestra vista: parduzco en los días grises, azulado en los días de sol. Los tejos, jarales espinos y demás arbustos desparramados por sus laderas tienen raíces de sangre entre las duras rocas.
  • Se alza a 1430 m sobre el nivel del mar y aunque su altitud solo le permite ocupar el tercer lugar entre sus hermanos de Aralar, Gambo e Irumugarrieta, que son más altos que Larrunarri, es siempre el más majestuoso. Txindoki visto desde el valle de Zaldivia, tiene alguna semejanza con el perfil del Cervino.”

AMEZKETA y LARRAITZ, las puertas de ARALAR por GIPUZKOA

Amezketa (215 m) debe ser, sin duda, la verdadera puerta del macizo de Aralar, aunque en la actualidad las campas de Larraitz (401 m) , sean el punto de partida  hacia las alturas. Allí se concentran dos jatetxes y el  área recreativa  de Zamao para atender a los numerosos visitantes. A su lado se sitúa un santuario -ermita como referencia del lugar.

Pero volvamos a Amezketa, que tanto antes y después de la guerra civil era la localidad que recibía a los montañeros para desde allí dirigirse a las alturas y por ende al Txindoki. No había automóviles y un autobús de “las lecheras”, con baca, llegaba desde Tolosa todas las mañanas de los festivos repleto de montañeros y que esperaba la llegada de los trenes de cercanías.

Fue tan importante Amezketa que con buen criterio en el caserío de la familia Ayerbe, que es historia, su propietario Bishente lo habilitó como albergue, conocido como “Casa Bishente”,  inaugurándose  el 19 de octubre de 1952. Las fotos de sus álbumes reflejan los numerosos aficionados de aquella época que pasaron por sus paredes. La visita al albergue y el abrazo  de los excursionistas con Bishente era casi una obligación y tradición tras la excursión. La primera ascensión que hizo el que suscribe  éste reportaje, utilizó este método de bus  para alcanzar la cima del Txindoki  tras larga marcha.

ITINERARIOS

 DESDE LARRAITZ. La clásica.

Tanto desde Amezketa como de Larraitz la montaña cambia totalmente de aspecto. Ahora, bajo la cara norte, es un voluminoso pico con un muro vertical, muy diferenciado al perfil que la ha hecho famoso.

Es la ruta más clásica, la más utilizada, la mas concurrida y fácil a nivel de orientación. Buen camino y señaléticas guían al excursionista hasta su atalaya. Tras un inicio por pista un sendero, no sin un esfuerzo continuado contornea la montaña hasta la fuente Oria Iturri. Antes, queda el cruce para tomar la cresta NW, conocida como “la arista del Txindoki” que de todo escalador que se precie la tiene en su historial.

La fuente de Oria iturri ( 860 m) que refresca a todo excursionista que aquí llega tras las primeras fuertes rampas, es histórica. Antes y después de la guerra civil, montañeros anónimos equiparon las montañas que las contruyeron (cubetas y conductos) en los puntos estratégicos, que aún se  conservan, aprovechando los manantiales . Una de ellas fue ésta inaugurada el 27 de mayo de 1934.

En las cercanías nace una variante, la poco utilizada exigente vía directa  a la cima por  empinada vertiente, sin senda clara, que se conoce como “la torrentera”. Sin embargo, el camino, a la derecha, se suaviza hasta las bordas del collado de Egurrai (1160), para emprender los últimos 200 metros hasta la gran cumbre, las más popular de Gipuzkoa, que como es lógico ofrece un soberbio panorama digno de elogio.

POR MUITZE

Sin embargo la ascensión mas espectacular es la que se desarrolla por la cascada de Muitze, por la izquierda del voluminoso Nañarri. La referencia para el inicio es la cercana antena visible (Urzabal Goikoa) desde el aparcamiento. Una vez allí un sendero conduce al deportista en un recorrido magnífico y  semi secreto si tenemos en cuenta  que es una ruta muy poco transitada y que conserva su carácter primitivo en un escenario muy atractivo .

La estrecha senda, primero paralela a una langa, que no debe nunca abandonarse, trepa con inteligencia en lazos por la escarpada vertiente hasta la cascada y  Muitzeko langa, el collado entre Larraone y Larrunarri. Desde allí, a la derecha el Txindoki se muestra cercano, desafiante  pero con una estirpe diferente. Superar los últimos metros del hombro hasta la cima supone cerrar una ascensión de alto nivel.

LA VUELTA al TXINDOKI

Una sugerencia original es contornear a esta singular montaña. Con dos propuestas que permiten al que las completen ser un experto conocedor de este sobresaliente espacio  natural. Para ello la primera invitación  es ascender por el camino del circo de Muitze  y tras la cima descender por la vía clásica, la de Oria Iturri. Este viaje permite conocer e intimar con todas las caras de esta montaña, aprovechando los dos itinerarios antes citados.

La segunda es mas ambiciosa, para conocer todo el sector, a través de 3 collados y 8 cimas.  Al final de 16,5 kms el lector habrá completado una larga , cómoda y agradable travesía circular de Aralar, pisando ademas del Larrunarri (facultativo) Ganbo txiki, Uarrain, Malkorri, Gañeta, Beleku y kilixketa, en terreno herboso , fáciles, menores  y cercanas, parara finalizar con la la pequeña pirámide Auza Gastelu, desde donde Txindoki muestra nuevamente su puntiagudo y fiero aspecto, y que es el vigilante eterno de la excursión.

ARALAR en BICI – 3 rutas con encanto

El parque natural de Aralar, con su red de carreteras a pie de monte, permite realizar diferentes vueltas ciclistas, o ciclo excursiones, tanto al Txindoki como a la sierra. Quien esto redacta, las ha completado por lo que las sugiere con conocimiento de causa.

El inicio siempre es Tolosa, localidad muy vinculada al macizo, dado que es la montaña con la que los tolosarras mas se han activado tanto a pie, con skis como en bici de montaña por su interior. Con la bici de ruta, BTT o e bike se diseñan unos recorridos de alta belleza, divisando y dominando el Txinkoki por todas sus vertientes y otras montañas, a otro ritmo, con pedaleo de disfrute muy gratificantes.

La más impresionante es la que desde Tolosa llega al Santuario de San Miguel de Aralar, por la vieja carretera del puerto de  Aspiroz y Lekunberri ( actualmente con muy poca o casi nula circulación) dominando en el trayecto la impresionante muralla de las Malloas en todo su esplendor.  Desde allí descender a la barranca a Uharte Arakil, por la carretera pista remozada  es un ejercicio de altura ya que por aquí se escaló en la 69 edición,2014 de la Vuelta a España y se repetirá la de este año 2020.

Por la vieja carretera el viaje continua hasta Arbizu para ascender el puerto de Lizarrusti, por esta fácil vertiente y con  un largo descenso, dominando ahora la otra cara de la sierra, la del Agauntza, para llegar hasta  Lazkao y Beasain con final en Tolosa, para cerrar el circulo por la ruta ciclable.

Y la segunda es mas ambiciosa, alejándonos de Aralar. Al llegar a Arbizu con  el itinerario anterior, continuar a Altsasua, para ascender el puerto de Otsaurte (fácil ) y descender, con grandes lazos en la carretera, a Beasain por Zegama y Segura, para finalizar de nuevo en Tolosa. Grandes paisajes sobre la máquina de dos ruedas.

Y para finalizar proponemos una ciclo excursión de alto valor paisajistico y deportivo, con sabor histórico y cultural que permite cortejar a nuestra montaña por sus vertientes N y NW.

Nace también en Tolosa, para por el bide gorri llegar a Alegia y ascender a Altzo, situado  en un altozano en la ladera del monte Otsabio.

Pueblo con encanto de Gipuzkoa donde nació Joaquín Eleizegui Arteaga,  “el gigante de Altzo”, visitando la estatua a tamaño natural de 2,30 m. Descender camino de Amezketa para ascender a Abaltzisketa y Larraitz, dominando la gran montaña en sus cerradas curvas.

Desde la ermita descender unos kms para llegar, en el primer desvío a la derecha a Gaintza y luego a Ordizia para finalizar el circuito en Tolosa, por el carril ciclable o carretera con poca circulación.

Recuerda ir siempre bien provisto de tu AGUA KANGEN, patrocinador de Donosti City y te dejamos con nuestra introducción al capítulo dedicado al Goierri y al Txindoki en nuestro libro » 20 rutas fascinantes por el País Vasco «

Cambiemos el mar por el monte. Gipuzkoa es así y en pocos kilómetros pasamos de un entorno marítimo a uno rural, de montaña. Y de altas cimas.

Vuelo ahora hacia los montes del Goierri buscando una cumbre emblemática, una pirámide de roca en una sierra amable. El Txindoki, Larrunari, asoma orgulloso en su casa de la Sierra de Aralar. Verdes prados, vacas, ovejas, caballos, pastores, dan un vuelco completo al paisaje de costa. No cansa este paisaje salpicado de caseríos y pueblos pequeños en un entorno de fantasía. Busco una colina que me permita ver y casi tocar las cumbres emblemáticas del Aizkorri hacia el Oeste y del Txindoki hacia el Este. Y así, estirando los brazos puedo decir que domino este prodigio natural como es el Goierri.

Y de nuevo me dejo acariciar por un viento más suave que en la costa quizás provocado por las idas y vueltas de la Diosa Mari, Diosa del Olimpo vasco que según la estación del año fijaba su vivienda en las cumbres del Txindoki o en las del Aiztgorri o en las del Anboto donde sigue su cueva, la Cueva de Mari. Desde mi balcón de Lazkaomendi la veo volar de monte a monte en su carro de fuego y regresar esta vez al Txindoki para cuidar a pastores y ovejas.

Esta Diosa en forma de mujer de larga cabellera rubia, peina sus cabellos con un peine de oro. Es la personificación de la madre tierra, Reina de la naturaleza. Me cuenta un pastor que por la noche tienen miedo. El Dios de las tinieblas, llamado Gaueko, se come a pastores y ovejas pero han pedido la ayuda de Mari para que les bendiga primero con su hija Ilargi (la luna ) y después con su hijo Eguzki ( el sol ). Por eso le veo al pastor presuroso poniendo un Eguzkilore, flor del sol, en la puerta de su casa. Llega la noche y hay que tener cuidado.

Pero abro los ojos y el atardecer está pintando de color naranja esta gran mole caliza de forma piramidal. La luna llena acompaña con su luz la silueta del Txindoki bajo un manto de estrellas diluidas por el ocaso. Todavía se dibujan líneas de montes y colinas, caseríos salpicados y sobre todo, huele a hierba, a roble, a haya. Las ovejas ya están bajo techo y un silencio envuelve el valle.

Es imposible tener miedo bajo el manto de Mari que ahí está, si nos fijamos bien, con su peine dorado repasando su rubia cabellera.

MAS RINCONES EN NUESTRO LIBRO » 20 RUTAS FASCINANTES POR EL PAIS VASCO « de Singlator Ediciones.

A  LA VENTA EN LIBRERIA DONOSTI DE SAN SEBASTIAN Y EN EL ENLACE… PINCHA AQUI

Y para seguir el día a día con Donosti City :

  • Facebook, grupo Donosti City y Donosti _ City
  • Twitter, @donosti_city
  • Instagram, @donosti_city
  • Youtube, Canal Donosti City TV
  • Radio Viajera. Programa de radio online en Radio Viajera en el que emitimos semanalmente DE DONOSTI AL CIELO. Programa en el que os hablamos de planes, excursiones, lugares, personajes de nuestra tierra. Podcast en ivoox, itunes y también en Spotify.
  • Sección en Teledonosti.  Planes, excursiones, las mejores fotos… en Gipuzkoa a diario de Juan Mari Mañero.
  • También en Linkedin como Carlos Bengoa.
  • Donosti City TV – Egunon Telebista. Reportajes TV.
  • Donosti City con Carlos Bengoa ha publicado su primer libro » 20 rutas fascinantes por el País Vasco « de Singlator Ediciones.
  • Nuestro posicionamiento web con FIDENET COMUNICACION diseño y posicionamiento de webs y redes sociales. Donosti City ha multiplicado por 10 su número de entradas en el blog en tan solo unos meses gracias al trabajo de FIDENET y su equipo.