Pensábamos haberlo visto todo. Pero no. Jaizkibel nos sorprendió una vez más  en la tercera de las cinco exploraciones que Donosti City va a realizar en sus maravillosas laderas norte.

Más sorpresas. Más historia. Más cultura. Y de nuevo, la erosión modelando obras de arte. Cada vez que acudimos a esta montaña mágica y desconocida, más claro tenemos que Jaizkibel perfectamente podría ser Parque Nacional.

Resulta curioso que cinco zonas tan cercanas sean tan diferentes unas de otras. Primero hicimos Gran Kanto, la gran ola pétrea. Después La Catedral, fabuloso templo de colores. Ahora las paramoudras, fósiles únicos en el mundo por encontrarse más de mil. Vimos la Cueva de Mari y otro “ templo “ más en la zona de Erentxin Txiki. Y todavía nos quedan dos zonas más.

Por si fuera poco el maestro Enrique Villafranca nos ilustró con el único madroño que vive en Jaizkibel, con  el lugar donde encontraron el enterramiento humano más antiguo del País Vasco y con la historia de Roland Garros en Jazkibel. Para remate, una manada de caballos bajó por las laderas herbosas cercanas al merendero Justiz. Llegaron a comer de nuestras manos.

LA EXCURSION.

Esta vez partimos de la zona conocida como Zioso, un mínimo aparcamiento pasado Guadalupe si subimos desde Hondarribia, a 305 metros de altitud. Abajo el mar esperaba con su marea más baja, aspecto vital para alcanzar las paramoudras, por lo que ya de entrada absténganse de ir en pleamar. Entre uno y otro, praderas y bosques presagiaban lo mejor.  Mariaje Sánchez hizo de guía con la ayuda de Enrique Villafranca y los modernos GPS de Carlos Pérez Olozaga. Parece mentira la precisión que se tiene para encontrar caminos entre helechos. Carmen Monreal, Rafa Alkorta, Carlos Saiz y Jose Ignacio Berrotarán, acompañaban también al enviado especial de Donosti City.

Un descenso suave hasta el cruce Artxinar llevó al grupo en volandas hasta el antiguo cuartel de la guardia civil, Isiroko Kuartel, totalmente en ruinas como vemos en una de las fotos, no hace falta decir cuál . Tras una hora y media de alegre travesía alcanzamos el primer acantilado. A la vista de una pared de colores, se abrió a modo de parque temático de la erosión toda suerte de formas y dibujos de arenisca casi blanca, destacando “ el trono “ en el cual era inevitable sentarse y sentirse Rey.

Un breve pero empinado descenso nos llevó hasta la “ playa de los fósiles “, una plataforma pétrea donde más de mil paramoudras, algo único en el mundo, dibujaban más formas según la imaginación de cada cual. Estos fósiles en muchos casos redondos como balones de hasta un metro de circunferencia parecen salir de debajo de la tierra sin descanso. Vaya usted a saber qué gusanos diseñaron estas “ casitas “ por las que entraban y salían a través de agujeros a medida que excavaban los sedimentos arenosos.

En algunos casos, esas bolas gigantes  parecen estar a punto de caer de las paredes del acantilado. En otros, simulan tortugas, orugas, gusanos y hasta algún “ gusiluz “ sacado de una tienda de juguete.

Como la imaginación no cesaba, hora de reponer fuerzas en una praderita decorada con más formas modeladas por la erosión. Todo un cuento de Hansel y Gretel animado por el sorprendente monólogo de Beñar que sintonizamos en “ Radio Jaizkibel “  sobre la misma “ Cueva de Mari “ un sorprendente arco que da paso a una misteriosa cueva que el mar se encarga de pulir.  Protegida además por ” El guardián “, una curiosa formación de arenisca a modo de gigantesca águila. Más adelante, ya en Erentxin Txiki, otro acantilado de sorprendentes formas, todo un  templo natural que tengo que reconocer me impactó al punto que me retrasé un buen rato. Hipnotizaba su grandeza al igual que las retorcidas formas que parecían brotar de la propia roca.

Menos mal que todavía Donosti City mantiene cierta agilidad aumentada por la adrenalina porque al grupo ya había tomado las de Villadiego. Tras cruzar un riachuelo con una gran poza pegada al mar, Martitxerreka, de tentador baño, llegamos a la Punta Biosnar, espolón puntiagudo, con una cruz en recuerdo de un pescador fallecido. Pero el sendero seguía y seguían las sorpresas.

Entre sombras vimos el único madroño que ha echado raíces en Jaizkibel, un segundo y vivaracho arroyuelo, “ Txurtxipi “, parecía una piscinita con toboganes y ahí mismo, el J3, un lugar donde encontraron los restos del enterramiento humano más antiguo del País Vasco, que data de hace unos 8000 años. De hecho, el asentamiento humano en Jaizkibel data del Paleolítico inferior, más de 100.000 años.

Ya terminando la excursión y en una explanada sugerente, un cartel informativa nos contaba la curiosa relación entre Roland Garros y Jaizkibel. Sí, sí, el del Torneo de tenis tantísimas veces ganado por Rafa Nadal. Monsieur Garros, amante de los vuelos, volaba en el transcurso de la segunda etapa Angoulema – San Sebastián, cuando un 23 de Mayo de 1911, se quedó sin gasolina entrando en Jaizkibel desde Hendaya. Aterrizó como pudo en la citada explanada y tuvo que ser muy curioso ver a los capuchinos de Guadalupe y a los baserritarras correr hasta Hondarribia para coger combustible.

Terminado el camino siete horas después en el merendero Justiz, muy recomendable, donde dimos cuenta de un sabrosísimo tomate cultivado ahí mismo, entre otra suerte de viandas, que sirvieron para planificar la siguiente excursión.

Os dejamos con el enlace de la excursión de Gran Kanto y de la ruta de La Catedral, donde podréis disfrutar de gran cantidad de fotografías y vídeos. Aquí mismo tenéis más vídeos y fotos maravillosas, así como el enlace de Jaizkibel Amaharri, sociedad creada para la protección de este litoral de tantas sorpresas. Y la entrevista que realizamos al biólogo Thierry Juteau.

Y aún nos faltan más travesías.

Os recordamos que si queréis información diaria a través de las mejores fotografías de la ciudad y sus alrededores, nos podéis seguir también en :

  • Facebook, grupo Donosti City
  • Twitter, @donosti_city
  • Instagram, Donosti City
  • Youtube, Canal Donosti City TV
  • Radio Viajera. Programa de radio online Radio Viajera en el que emitimos semanalmente DE DONOSTI AL CIELO. Programa en el que os hablamos de planes, excursiones, lugares, personajes de nuestra tierra.
2018-09-05T15:56:17+00:00agosto 28th, 2018|Actualidad, Rutas|